Por: Pbro. Víctor Manuel Rojas Blanco, biblista y párroco de Santa Laura Montoya

¿Qué es el Año Litúrgico? 

Es la meditación de los misterios de la Vida, Muerte y Resurrec­ción de Cristo y de las celebra­ciones de los santos que propone la Iglesia a lo largo del año. Es un cami­no de fe que nos adentra y nos invita a profundizar en el misterio de la sal­vación para recorrer y vivir el amor divino. 

¿Cuántos tiempos litúrgicos hay en la Iglesia Católica? 

El Año litúrgico está formado por dis­tintos tiempos litúrgicos. Estos son tiempos en los que la Iglesia nos invita a reflexionar y a vivir de acuerdo con alguno de los misterios de la vida de Cristo. Comienza por el Adviento (27 de noviembre de 2022), luego viene la Navidad, Epifanía, primer Tiempo Ordinario, Cuaresma, Semana Santa, Pascua, Tiempo Pascual, Pentecostés, segundo Tiempo Ordinario y termina con la solemnidadde Cristo Rey. 

En cada tiempo litúrgico, el sacerdo­te se reviste con casulla de diferentes colores: Blanco, significa alegría, pu­reza y se utiliza en el tiempo de Na­vidad y de Pascua. Verde, significa esperanza y se utiliza en el Tiempo Ordinario. Morado, significa luto, penitencia y se usa en Cuaresma, Se­mana Santa y Adviento. Rojo, signi­fica el fuego del Espíritu Santo y el martirio. Se utiliza en las fiestas de los santos mártires y en Pentecostés. 

Las fiestas que cambian cada año, son las siguientes: Miércoles de Ceniza, Semana Santa, la Ascensión del Se­ñor, Pentecostés, solemnidad de Cristo Rey. 

Las que nunca cambian de fecha: Na­vidad (25 de diciembre), Epifanía, Candelaria, fiesta de San Pedro y San Pablo, la Asunción de la Virgen, so­lemnidad de Todos los Santos. 

¿Cómo se lee la Buena Noticia en el Año Litúrgico? 

El año litúrgico cristiano pasa por tres ciclos, también llamados años A, B y C. Cada ciclo tiene su propia secuen­cia de lecturas del Antiguo y Nuevo Testamento en la liturgia de la Iglesia, de modo que la distribución de textos bíblicos a lo largo de tres años brinda a los fieles una visión integral de toda la historia de la salvación. 

El rito romano organiza las lecturas bíblicas de la celebración eucarística que se completarán cada tres años: En el año «A», el Evangelio de san Ma­teo; En el año «B», el Evangelio de San Marcos; En el año «C», el Evan­gelio de san Lucas. ¿Y el Evangelio de san Juan? Está reservado para ocasiones especiales, especialmente fiestas grandes y solemnidades, con énfasis en la Semana Santa. 

¿Qué características particulares tiene el Evangelio de san Mateo? 

  • El Evangelio de Mateo es el primer libro del Nuevo Testamento y uno de los tres evangelios sinópticos. 
  • Como todos los Evangelios, este no expresa su autor directamente. Sin embargo, desde temprano en la histo­ria de la Iglesia se atribuye a Mateo, el recaudador de impuestos a quien Jesús eligió como uno de sus doce discípulos (Mateo 9, 9). Este es el mismo Leví de Marcos 2, 14 y Lucas 5, 27. 
  • No se conoce la fecha precisa en que fue escrito. Algunos estudiosos argu­mentan que pudo haber sido escrito luego de la destrucción de Jerusalén en el año 70 d.C. 
  • Este evangelio es estructurado y sis­tematizado, con un orden tópico, pero no necesariamente cronológico. 
  • Pertenece al género de los Evange­lios, y su estructura es narrativa o his­toria. En la narrativa de Mateo en par­ticular, una gran cantidad de espacio es dedicada a los discursos de Jesús. 
  • Su tema es la historia de Jesús como Mesías, redactada por Mateo como testigo ocular. 
  • Se enfoca en los judíos, mostrándo­les que Jesús es el Mesías esperado. A pesar de este enfoque, el Evangelio muestra a los gentiles de manera clara que la salvación en Jesús está dispo­nible para todas las naciones. 
  • El carácter judío de este Evangelio se ve en el uso de terminología judía, y el énfasis en el rol de Jesús como el “Hijo de David”. 
  • Este Evangelio hace más citas y alusiones al Antiguo Testamento queningún otro autor del Nuevo Testa­mento. 
  • Algunos temas encontrados en este Evangelio son: el Reino de Dios, la necesidad de la obediencia, las misio­nes, la Iglesia, y la vigencia de la ley. 
  • Entre los cuatro Evangelios, el de Mateo es el que le da mayor im­portancia al nacimiento de Jesús y a los episodios relacionados con su primera infancia, como la huida a Egipto y la matanza de los inocen­tes. También le da mucho espacio a la misión dada por Jesús a Pedro de ser piedra para fundar la Iglesia. Pedro recibe de Jesús no solo la tarea de sentar las bases de su Iglesia, sino en cierto sentido las llaves del Reino de los Cielos. 
  • En este Evangelio podemos encon­trar:
    • La historia de la llegada de Jesús (1, 1-2,23).
    • Juan el Bautista preparándose para la aparición del Reino Mesiánico (3, 1-17).
    • Jesús avanzando su Reino Mesiáni­co (4, 1-25).
    • El Sermón del Monte (5-7).
    • Demostraciones del poder del Me­sías: milagros (8-9).
    • Instrucciones misioneras (10).
    • Siete parábolas (13).
    • El sufrimiento del Mesías (16-17).
    • Advertencias contra los maestros de la ley y los fariseos (23).
    • El discurso del fin de los tiempos (24-25).
    • El Mesías Crucificado (26-27).
    • La Resurrección y el envío del Me­sías (28).

Columnas de hoy