Para este 21 de septiembre fue convocada una caravana nacional, a la cual, la ciudad de Cúcuta atendió la cita y se unió a las protestas en contra del abuso de autoridad por parte de algunos policías y el asesinato de líderes sociales. Las organizaciones civiles se pronunciaron ante la situación de seguridad.

Fotos: Centro de Comunicaciones Diócesis de Cúcuta

Desde el Palacio de Justicia hasta el parque Colón fue el recorrido en Cúcuta, donde en el sitio de concentración, Jorge Villamizar, defensor regional del Pueblo en Norte de Santander, dijo que “en potestad de la responsabilidad constitucional que debe brindar este organismo, entre ellos velar por la promoción y respeto de los Derechos Humanos, se ha dado acompañamiento a estas manifestaciones pacíficas”.

Esta movilización fue organizada por el Comité Nacional del Paro y en Norte de Santander, la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) se acogió al llamado, ya que presentan múltiples inconformidades frente a políticas nacionales. Luis Fernando Rincón, presidente encargado de la CUT, afirma que protestan por: la reforma laboral y pensional en el decreto 1174, donde se contempla el salario por horas y la culminación del salario mínimo; y el préstamo que el Gobierno Nacional insiste en otorgarle a la aerolínea Avianca.

La Gobernación de Norte de Santander estuvo pendiente de todos los detalles de la marcha con anterioridad, para así permitir el derecho a la protesta, pero también, garantizar la seguridad tanto de los protestantes, como de la ciudadanía en general en los municipios del departamento que se unieron a esta manifestación. Felipe Corzo, secretario de Gobierno de Norte de Santander, habló acerca del derecho constitucional que tienen los ciudadanos a manifestarse pacíficamente.

En Cúcuta, la Policía Metropolitana de Cúcuta estableció las medidas necesarias para mantener la seguridad. De igual forma, el secretario de Seguridad Ciudadana, Alejandro Martínez, resaltó el comportamiento pacífico de las Centrales Obreras en esta marcha.

A la CUT estuvieron también unidos la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación (Fecode) y la Confederación General de Trabajadores (CGT), entre otras organizaciones. "Marchamos en defensa de la vida, contra las masacres, amenazas, hostigamientos, persecuciones y asesinatos de líderes sindicales; contra la reforma laboral y pensional camuflada en el Decreto No.1174; rechazo a los señalamientos y estigmatización a la Federación; contra la represión y la brutalidad policíaca y por el cumplimiento cabal de los Acuerdos pactados", aseguró Fecode.

Columnas de hoy