Fue la petición hecha por el Papa Francisco posterior a la misa de la apertura del Sínodo de los Obispos.

"Cuidar de la familia es una forma de trabajar en la viña del Señor para que produzca los frutos del Reino de Dios” fue también el mensaje dado al usar la imagen de la viña para hablar del pueblo de Dios.

En la plaza, la editorial Paulina regaló una Biblia a cada peregrino por el centenario de su fundación, gesto que el Papa aprovechó para aconsejar no ponerla en una estantería “sino para tenerla a mano. Es para leerla a menudo, todos los días, ya sea individualmente o en grupo, marido y mujer, padres e hijos; tal vez por la noche, sobre todo los domingos. ¡Así la familia camina, con la luz y el poder de la Palabra de Dios!”.

Antes de marcharse, el Papa pidió a los peregrinos que no olviden rezar durante estos días por la buena marcha del Sínodo de la Familia.

Servicio informativo del Vaticano

обзор ноутбука

Columnas de hoy