Foto: es.aleteia.org

José de Jesús Pimiento Rodríguez, Arzobispo Emérito de Manizales, partió al encuentro con el Señor este lunes 2 de septiembre en las horas de la tarde, según lo confirmó la Conferencia Episcopal Colombiana.

Los Obispos colombianos invitan a orar por él y dar gracias a Dios por su testimonio de fe y vida cristiana en su larga vida. “Fraterno saludo de condolencias a la familia del señor Cardenal y al clero de la Arquidiócesis de Manizales”, mencionó el Episcopado.

Su eminencia Pimiento, nació en Zapatoca, Santander, el 18 de febrero de 1919; y a los 17 años ingresó al seminario de San Gil, y después al Seminario Mayor de Bogotá, donde terminó sus estudios.

El 14 de diciembre a los 22 años, fue ordenado Sacerdote; y a los 36 años, fue nombrado obispo auxiliar de Pasto por el Papa Pío XII. Ya en 1964, San Pablo VI lo nombró Obispo de Garzón.

Participó en grandes hechos de la Iglesia como el Concilio Vaticano II, en el que estuvo cuatro sesiones como padre conciliar; y después, asistió a Conferencias Episcopales latinoamericanas en Medellín, Puebla (México) y Santo Domingo (República Dominicana). Y en 1972 fue nombrado presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia.

Fue creado Cardenal por el Papa Francisco en el 2015, a sus 95 años de edad; pero por motivos de salud, no logró viajar al Vaticano, así que el Cardenal Rubén Salazar, Arzobispo de Bogotá, le hizo entrega de la toga, el birrete, el pergamino, el anillo Cardenalicio y el título firmado por el Papa.

En una de las entrevistas realizadas a  Cardenal le preguntaron cómo había sido su decisión de ser sacerdote, a lo que respondió “no fue improvisado, mi mamá me llevaba todos los días a misa a las 5 de la mañana, yo me la pasaba dormido allá (…) A los 8 años fui acólito y eso me acercó al Santísimo. Eso prueba que Dios lo va llevando a uno, sin darse cuenta, a comprender que ahí está Él”.

Columnas de hoy