El lunes 3 de febrero, en el municipio de Ábrego, Norte de Santander, iniciaron enfrentamientos entre el Eln y el Epl, lo que obligó a 236 personas desplazarse a otros lugares, temiendo por sus vidas.

Desde las veredas La Arenosa, Las Vegas y La Vega del Tigre de Ábrego, se desplazaron hacia la vereda El Espejo, de Bucarasica. Las víctimas son: 60 niños, 62 jóvenes, 108 adultos y 6 adultos mayores.

Por esta razón y viviendo la caridad de Cristo, este viernes 7 de febrero, la Corporación de Servicio de Pastoral Social de la Diócesis de Cúcuta, estuvo presente en la jurisdicción de la parroquia de Nuestra Señora del Carmen de Bucarasica, ofreciendo ayuda humanitaria a 56 familias desplazadas.

Por iniciativa del Obispo de Cúcuta, Monseñor Víctor Manuel Ochoa Cadavid, se envió una comitiva encabezada por el padre Abimael Bacca, director de la Pastoral Social; el Banco Diocesano de Alimentos; el sacerdote William Aguilar, párroco de Sardinata y otros presbíteros de la Diócesis, para hacer entrega a los 236 desplazados de: Kits de aseo, alimentación, hidratación y, sobre todo, acompañamiento espiritual.

Columnas de hoy