Fotos: Centro de Comunicaciones Diócesis de Cúcuta

El pasado lunes 4 de noviembre, todos los bautizados de la Diócesis de Cúcuta, se dieron cita en la gran Asamblea Diocesana, evento donde se da a conocer el plan pastoral proyectado para el año entrante y el resumen de lo que se trabajó durante el 2019.

Para iniciar la jornada, los sacerdotes, diáconos, seminaristas, religiosos (as) y laicos de esta Iglesia particular, participaron de la Sagrada Eucaristía en la parroquia San Judas Tadeo de Villa del Rosario; celebración presidida por el Obispo de la Diócesis de Cúcuta, Monseñor Víctor Manuel Ochoa Cadavid, quien describió aquel momento como un “encuentro personal con Jesús, con su Palabra (…) Dejémonos evangelizar, interrogar y animar por el Señor que viene a encontrarnos”.

Monseñor resaltó que el plan pastoral de la Diócesis es un “regalo de Dios” y “una forma ordenada de evangelizar, a través de una propuesta pastoral que con gran esfuerzo cada uno de ustedes pretende poner a Cristo en el corazón y en la vida de la Iglesia”.

Elemento central: Jesucristo

El Obispo comprende que llevar el anuncio salvador a los hombres y mujeres en el actual contexto cultural y social es “muy complejo”, pero enseña que “la fe no nos aísla, no podemos vivir de espalda a tantas historias. Partimos de un análisis de la realidad que debemos revisar y fortalecer constantemente”.  Tal como lo dice San Pablo: “Cristo es el origen, la guía y la meta del universo”, esa es la tarea, el empeño que todos los fieles deben asumir.

Revisión del plan

El desarrollo de la Asamblea Diocesana se llevó a cabo en la Casa Beato Padre Luis Variara, ubicada en Villa del Rosario, donde las distintas comisiones (pastorales, movimientos religiosos) ubicaron un stand dando a conocer cómo han adelantado su trabajo pastoral y evangelizador desde sus áreas.

Monseñor Víctor Manuel dio inicio a su charla, revisando el plan pastoral que nació en 1993 y a la fecha ha dado muchos frutos, como lo son: 200.000 personas entre agentes de pastoral, grupos de pastoral, catequistas, ministros extraordinarios de la comunión, acólitos del altar, líderes, etc. “Eso no lo tiene ninguna Diócesis de Colombia”, afirma el Obispo, “Cúcuta es una Iglesia Viva”.

En estos años se ha vivido una transformación pastoral y de evangelización en Cúcuta; para la Asamblea se pidió la asistencia de 5 personas por parroquia y los asistentes este día llegaron a 1.300 aproximadamente, lo cual demuestra la importancia que ha tenido todo este proceso renovador y el anuncio a Jesucristo en el 2019 se ha hecho de manera clara.

El plan no sólo está en Cúcuta; 28 Diócesis en Colombia de una forma directa trabajan con este plan, con este modelo y los Obispos quieren actualizarlo y  fortalecerlo, así lo dio a conocer Monseñor, quien también señaló que se han querido re-formular algunos elementos, poner unos acentos, subrayar otros elementos como es la misión, “todavía estamos modo misión, gran trabajo en la zona rural y urbana, poniendo a Jesucristo en el anuncio”.  Por otra parte, Cúcuta tiene realidad particular frente a otras Iglesias: la gran cantidad de niños y jóvenes, “ahí hay uno de los acentos que debemos nosotros poner y fortalecer el proceso evangelizador”.

Tres insistencias

  1. Jesucristo es el centro
  2. Vivir la misión
  3. Fortalecer comunidades, grupos, vida litúrgica y caridad

“El proceso va en marcha, estamos en un momento particular, nos queda pendiente la elaboración de materiales con estas nuevas líneas del plan de evangelización de la Iglesia Diocesana.  En Colombia hay otro proceso que se llama SINE (Sistema Integral de Nueva Evangelización) y lo tienen 48 Diócesis y queremos que los dos modelos funcionen”.  Explicó Monseñor Víctor Manuel.

Proyección 2020

Al finalizar la Asamblea se presentó el año pastoral 2020 y los lemas que van a guiar a los fieles en cada uno de los meses.  El 2020 será el Año de la Palabra, ya que se cumple el 1.600 aniversario de la muerte de San Jerónimo, el gran traductor de la Biblia, por lo que será la ocasión para colocar la Palabra de Dios en el centro de la vida y de la misión de la Iglesia.

El compromiso de la Diócesis de Cúcuta es fortalecer cada uno de los procesos; apoyar las comunidades eclesiales misioneras, para seguir con la perspectiva evangelizadora y misionera.

Ver Galería.

Columnas de hoy