Foto: cortesía

Desde hace dos semanas, los cucuteños reportan cielos nublados y fuerte “olor a quemado”, por cuenta del constante humo que se esparce en la frontera.

Todo se debe, al parecer, a la magnitud de la quema de desechos que se estaría realizando en Ureña y San Antonio desde hace varios días, en sus vertederos de basura. Aunque las autoridades de estas localidades, aseguran que se han controlado los incendios, los cuales también se han debido a las altas temperaturas.

La contaminación del aire también se siente en Villa del Rosario, Los Patios, Puerto Santander, El Zulia y San Cayetano.

Las autoridades en Norte de Santander están alertas, ya que esta contaminación generaría problemas respiratorios y se suma un problema más de salud pública a la pandemia del Coronavirus.

Víctor Bautista, secretario de Fronteras y Cooperación Internacional de Norte de Santander, afirmó que propusieron a la Cancillería y Presidencia de la República de Colombia, establecer una cooperación con las autoridades de Venezuela ya que están trabajando en conjunto con los funcionarios del estado Táchira en la lucha contra el coronavirus.

Por su parte, Gregorio Angarita, director de la Corporación Autónoma Regional de la Frontera Nororiental (Corponor), aseguró que “la contaminación por las quemas no se va a solucionar de la noche a la mañana”, y, a esto hay que agregarle que ya hay una densa capa de calima originada por el cambio climático, “no solo en Norte de Santander, también en otras regiones del país”.

Columnas de hoy