Foto: elcolombiano.com

Debido al paro nacional que se desarrolla desde la mañana de este 21 de noviembre, la frontera con Venezuela fue cerrada desde la medianoche del martes y será abierta el viernes 22 a las 5:00 a.m., orden que no fue acatada por los migrantes, haciendo uso de los pasos ilegales.

En las trochas de la frontera en Norte de Santander se desplegaron unos 207 policías, para evitar que pasaran, pero los esfuerzos no fueron suficientes.

El día de ayer se inauguró un Puesto de Mando Unificado para inspeccionar la documentación y monitorear el comportamiento de los pasos fronterizos.  El director de Migración Colombia, Christian Krüger, aseguró que si un extranjero es sorprendido delinquiendo, será procesado, sancionado y expulsado del país.

Columnas de hoy