Foto: caracol.com.co

El Hospital Universitario Erasmo Meoz (HUEM), debido a la situación de frontera y el paso constante de venezolanos por el centro hospitalario, doblegó la atención de los pacientes y el espacio que existe para ellos.

A pesar de las personas que están adentro y que aún no han sido atendidas, una fila de colombianos y venezolanos también se forma afuera del hospital, debido a que las EPS tampoco dan abasto con la crisis migratoria.

“Nuestra capacidad instalada está desbordada desde hace rato, el servicio de urgencia de adultos tiene 75 camillas, pero hay días en que llegan entre 150 y 200 pacientes”, explicó Juan Agustín Ramírez, gerente del Hospital.

En el último mes se están presentando epidemias de infecciones respiratorias agudas en los niños de la ciudad; y con esos riesgos continúan atendiendo a los habitantes, debido a que no se puede dejar de prestar la ayuda.

De los 40 venezolanos que quedaron hospitalizados este miércoles, solo existían 18 camillas para la atención.

“Nos toca atenderlos y lo vamos a seguir haciendo, porque no los podemos rechazar, pero una cosa sí pedimos, no nos pidan comodidad porque el hospital está doblado en capacidad”, aseguró Gregoria Eugenia Martínez, jefa administrativa de pediatría.

Columnas de hoy