Foto: laopinion.com.co

El alcalde de Villa de Rosario, Pepe Ruíz Paredes, será suspendido dos meses por la Procuraduría Provincial de Cúcuta, en compañía del jefe de la oficina jurídica y personal y la subsecretaria de Asuntos Comunitarios de Familia y Juventud.

Pero este martes, Ruíz presentó el recurso de apelación a la suspensión de su cargo por dos meses. Los motivos de interrumpir el mandato fueron por la presunta irregularidad de contratos con prestación de servicios en el 2016.

“Según los informes de actividades reportadas por el contratista a su supervisora, éste en los tres contratos posiblemente ejecutó acciones que no tenían que ver con el desarrollo de políticas juveniles para la población Rosariense, distanciándose del objeto para el cual fue contratado, lo cual, al parecer, fue avalado por la supervisora de los contratos, Lendy Liceth Martínez, subsecretaria de Asuntos Comunitarios; y a su vez, al parecer, fue seleccionado por el alcalde Pepe Ruiz Paredes, sin acreditar idoneidad y/o experiencia en el tema de la Juventud”, especifica el documento.

El alcalde a su defensa explicó que, desde su cargo no revisa las cuentas debido a que es trabajo de cada supervisor; por lo tanto, apeló.

Columnas de hoy