Foto: laopinion.com.co

La primera demanda étnica en Norte de Santander fue aprobada este jueves por el Palacio de Justicia de Cúcuta, tras ser interpuesta por la comunidad motilón Barí desde hace cinco años, con el fin de luchar la recuperación de 194.000 hectáreas en sus propios territorios.

La demanda fue presentada en compañía de la Unidad de Restitución de Tierras (URT), en el Juzgado Primero de Restitución de Cúcuta.

Según lo explica Alexandra Dora, coordinadora de derechos humanos y colectivos de Natubaiyibarí, con esta demanda se pueden recuperar territorio étnico existente en Teorama, El Tarra, Convención El Carmen y Tibú.

“Confiamos en que el juez falle a nuestro favor para que nuestra cultura Barí permanezca en nuestros territorios”, dijo Dora, debido a que con este acto se pueden beneficiar más de 2.000 personas.

Columnas de hoy