Foto: nortedesantander.gov.co

La difícil situación migratoria de venezolanos que se ha vivido en estos últimos años, permite que muchas familias salgan de su país y se encuentren con la frontera colombiana y explorar mejores oportunidades; entre ellas, la educación de sus hijos.

Según la Secretaría de Educación de Cúcuta, se deben buscar planes de contingencia con nuevos profesores, personal administrativo e infraestructura, para un aproximado de 13.000 estudiantes venezolanos que iniciarán un nuevo ciclo académico el próximo año.

La secretaria de Educación del municipio, Doris Angarita, dio a conocer el informe de rendición de cuentas realizado en la Torre del Reloj, el cual arrojó que fueron atendidos un promedio de 10.000 niños.

En referencia a los docentes que aún se necesitan, existen órdenes judiciales que el Ministerio de Educación debe cumplir.

Columnas de hoy