Foto: laopinion.com.co

Algunas veredas del departamento Norte de Santander, le apuestan al biogás, esta es la creación de gas metano o doméstico sostenible, hecho a base del excremento del cerdo y la vaca, lo que ayudará en la mejora del medio ambiente.

Los campesinos pensaron que en vez de desperdiciar cantidades de desechos orgánicos, lo utilizarían para crear energía por medio de los biodigestores (este reduce los gases del efecto invernadero y todo lo que contamine la fuente hídrica).

“La construcción y puesta en funcionamiento de biodigestores plásticos de flujo continuo conlleva a la mitigación del impacto generado por los vertimientos a cuerpos de agua y suelo, generación de olores ofensivos, proliferación de moscas y generación de gases, en este caso, metano, que sirve como insumo en las cocinas de las viviendas para la preparación de alimentos y se evita que este gas sea emitido a la atmósfera generando contaminación ambiental”, así lo dijo Melva Álvarez, subdirectora de planeación de la Corporación Autónoma Regional de la Frontera Nororiental (CORPONOR).

Las ventajas de este equipo es que se reduce la contaminación al no quemar leña para cocinar sus alimentos, lo que disminuye la tala de árboles.

“Los residuos se reciclan convirtiéndose en energía y en biofertilizantes para uso en las tareas del campo, como acondicionador de suelo, por lo que es un método de ahorro energético ideal para zonas rurales en el departamento Norte de Santander”, explicó Álvarez.

Columnas de hoy