Foto: laopinion.com.co

Norte de Santander continúa debilitando sus ríos; uno de los más afectados, el río Pamplonita, y el uso inadecuado y excesivo que se le da a este recurso natural. Esto sin mencionar la inexistencia de un sistema apto para controlar las aguas residuales.

la Corporación Autónoma Regional de la Frontera Nororiental (CORPONOR), explica que existen ocho municipios del departamento que descargan sus aguas negras en el Pamplonita, estos son: Bochalema, Pamplonita, Herrán, Ragonvalia, Los Patios, Chinácota, Pamplona y Cúcuta; esta última, genera el 76% de carga contaminante total.

“El vertimiento de la mayoría de las aguas que caen al río Pamplonita se hace a la altura de la Cárcel Modelo, y por ello esa zona se conoce como río muerto, porque la descarga es tan alta y las condiciones del río son tan planas que no permiten una adecuada oxigenación, y por tanto es allí donde se hace la mayor afectación”, así lo expresó la subdirectora de recursos naturales de CORPONOR, Sandra Milena Gómez.

Se espera la pronta realización del diseño de la planta que tratará las aguas residuales que posiblemente quede situada cerca a la cárcel Modelo, según lo especifica el Plan de Ordenamiento Territorial de Cúcuta (POT).

Columnas de hoy