Fotos: Centro de Comunicaciones Diócesis de Cúcuta

Este martes en las instalaciones de la Organización La Esperanza, se llevó a cabo el encuentro ecuménico ‘Unidos por el amor’, que contó con la participación de diversos líderes espirituales: católicos, cristianos, ortodoxos, judíos y musulmanes, para construir relaciones de unión, tolerancia y respeto.

Diego Fernando Montes Gutiérrez, gerente general de Organización La Esperanza, expresó que “básicamente quisimos continuar con nuestro slogan ‘Contigo a cada paso’, en donde se construye todo un concepto de memorialización, pensando en que la mejor forma de acompañar a nuestros clientes, es exaltando la memoria de sus seres queridos”.

Al tener presente la diversidad religiosa de la ciudad, era necesario identificar los ritos de cada uno de ellos y esta organización se encargó de esta iniciativa que por primera vez es realizada por una persona que no es un líder espiritual; debido a que sus fines eran conocer cuál es la mejor forma de dar atención a cada una de las religiones en la temática exequial.

“Este encuentro ha sido una oportunidad que ha generado la Organización la Esperanza, en este lugar donde terminan todos los sueños y las aspiraciones humanas, y comienza una nueva vida (…) Nos ha permitido derrumbar muros y edificar puentes; conocernos para reconocernos, y aceptarnos para amarnos”, mencionó el padre Timoteo, representante de la comunidad ortodoxa en Colombia.

De igual forma, agradeció al capellán de La Esperanza, el padre Ender Ruíz y a toda la organización por el esfuerzo de llevar al otro a entender que más allá de las diferencias doctrinales, todos son hermanos. Así se recuerda el llamado del Papa Francisco a buscarse, conocerse, respetarse y amarse.

“No puedes amar a Dios, a quien no ves, si no amas a tu hermano a quien ves”, afirmó el padre Timoteo.

En representación de la Iglesia católica en Cúcuta, estuvo el padre José del Carmen Chaustre Buitrago, compartiendo la experiencia de la fe y amor.

Así mismo el pastor Alfonso Rivera, representante de las iglesias evangélicas de Norte de Santander, exclamó que este encuentro “no sea una sola vez, sino una entre tantas, para poder unificar el pensamiento religioso. Dios nos ha llamado.”

Poder instituir la paz interreligiosa entre todos los credos de la región, es importante para Rafael Talmid, líder de la comunidad judía de Cúcuta, debido a que se promueve la convivencia pacífica de respeto, consideración y de unidad.

“Esperemos que haya más reuniones así donde no se debata entre religiones y mostrar la diferencia, sino tender lazos y mostrar lo que nos une”, así lo dijo Mohamed Alí, del Centro Islámico Cultural de Cúcuta.

Columnas de hoy