Foto: laopinion.com.co

La lenta atención en el Hospital San Juan de Dios, en Pamplona, hizo que los usuarios de la misma agredieran verbal y físicamente al personal médico, y lanzaran piedras a la propiedad. Acto que denunciaron los integrantes del centro de salud. 

El servicio ha bajado su eficiencia al atender, debido a la atención que brinda a otros municipios como Chitagá, Cácota, Pamplonita, Silos, Mutiscua y Cucutilla; esto sin contar los universitarios, y los migrantes venezolanos que van de paso.

A diario asisten 150 personas que quieren ser atendidas, y los fines de semana, hasta 200 pacientes, según lo mencionó Yaneth Blanco, subdirectora científica de la ESE San Juan de Dios.

“Vemos que hay muchos usuarios que vienen a requerir los servicios con situaciones que no son urgencias como resfriados, gripas o fiebres de tipo viral”, afirmó blanco.

Se espera que, en las próximas semanas, se realicen las estrategias y medidas necesarias para controlar dichas situaciones.

Columnas de hoy