Ver galería de fotos aquí

Bajo este lema se llevó a cabo en Cúcuta el primer congreso mariano, organizado por la fundación de Nuestra Señora del Rosario y la parroquia San Martín de Porres, acompañada por sacerdotes dominicos. 

Dar a conocer con mayor profundidad los fundamentos bíblicos, teológicos y espirituales, en los que ocupa un lugar privilegiado la Santísima Virgen María, fue el objetivo central de la jornada desarrollada en cuatro momentos, cada uno de ellos, acompañado por el carisma y la reflexión  de los ponentes.

El padre Pedro Alejandrino Botello, rector de la Capilla de Nuestra Señora de Torcoroma, presentó la temática: el papel y la importancia de María en las bodas de Caná de Galilea, en el Evangelio de San Juan; pasaje bíblico en el que aparece como intercesora para que ocurriera el primer milagro en el que se empieza a manifestar la gloria de Jesús.

La hermana Gabriela del Amor Crucificado, perteneciente a la comunidad religiosa Comunicadoras Eucarísticas del Padre Celestial, presentes en la Arquidiócesis de Cali, habló sobre la incidencia de la virgen María y su papel protagónico en la Sagrada Escritura.

El  padre Guillermo Segundo Jiménez, de la Arquidiócesis de Cali, resaltó el papel de María en la Iglesia, tal como se proclama en muchos documentos, en los que se  le destaca como Madre, Maestra, Intercesora y Auxiliadora.

Por último, el padre Fray Said León Amaya, presentó la relación entre María y la Sagrada Eucaristía.

El congreso finalizó con la invitación a acoger a la Virgen María en el rezo del Santo rosario; infundirlo en todo momento y lugar, ya que es un arma poderosa en la lucha contra el maligno. “Recitar esta oración es mirar el plan de salvación de Dios con los ojos de María. Por ello, es considerada la síntesis del Evangelio. A su vez, por ella se han santificado papas, religiosos, sacerdotes y laicos ya que la han acogido como la forma más efectiva para llegar al corazón de Jesús”, recordó realizaba el padre Said León Amaya O.P.

сайт

Columnas de hoy