El Papa en el Aula Pablo VI 

Durante la Audiencia General del miércoles 10 de agosto, realizada desde el Aula Pablo VI del Vaticano, el Papa Francisco señaló que “la misericordia es un camino que parte del corazón y llega a las manos; es decir, a las obras de misericordia”.

Francisco pidió recordar el pasaje del Evangelio donde Cristo, camino a Naím, se encuentra con un cortejo fúnebre que iba a enterrar a un joven que era el único hijo de una mujer viuda, y Él hace el milagro de resucitar al joven, restituyéndolo vivo a la madre.

El Santo Padre precisó que sería bueno recordar lo ocurrido en la puerta de Naín,  cuando se vaya a cruzar la Puerta Santa, a donde “cada uno llega llevando la propia vida, con sus alegrías y sus sufrimientos, los proyectos y los fracasos, las dudas y los temores, para presentarlas a la misericordia del Señor”; porque ante esta Puerta, Cristo “se acerca para encontrar a cada uno de nosotros, para llevar y ofrecer su poderosa palabra consoladora: ‘¡No llores!; (…) y su palabra clave ‘Levántate’. Ponte de pie, como te ha creado Dios…”.

Así, Francisco invitó a “sentir en nuestro corazón esta palabra: ‘Levántate’” cuando se cruce la Puerta Santa, pues “la palabra poderosa de Jesús puede levantarnos y obrar también en nosotros el paso de la muerte a la vida”.

“Su Palabra nos hace revivir, dona esperanza, consuela los corazones cansados, abre a una visión del mundo y de la vida que va más allá del sufrimiento y de la muerte. ¡En la Puerta Santa esta esculpido para cada uno el inagotable tesoro de la misericordia de Dios!”, asimismo el Papa aseguró que Dios es “la verdadera Puerta que conduce a la salvación y nos restituye a una vida nueva”.

 

Resumen de Agencias Católicas

Imagen: Zenit

bi системы
Nombre 
Email 
Mensaje 
Por favor escriba el Código de Seguridad ubntrjpy ¡Ayúdenos a prevenir SPAM!
    

 

Teléfono Centro de Comunicaciones Diócesis de Cúcuta: (37) 5 724601 Ext: 105

Columnas de hoy