La historia de esta ciudadela, comienza con el nacimiento de un hombre llamado Juan Atalaya Pizano, nacido en el Puerto de Santamaría, España, el 13 de mayo de 1784, de padres colombovenezolanos, dueños de grandes empresas comerciales.  Sus padres no se imaginarían que su hijo sería el fundador de una ciudadela, que actualmente cuenta con 400.000 habitantes.

Su padre, el señor Pizano, en el año 1815, tras cumplir sus 31 años, embarcó a América para llegar a Maracaibo (Venezuela), y con Antonia Josefa Paula María del Carmen Rodríguez Butrón, contrajo matrimonio ese mismo año.

En 1835 se radicó en Cúcuta, ciudad a la que donó el 21 de septiembre de 1850, cuatro estancias de ganado mayor para que fuera propiedad de Cabildo (tierras que actualmente son la Ciudadela de Juan Atalaya), protocolizada en la notaría primera de Cúcuta. En su nuevo hogar, tuvo con su esposa tres hijos y siete hijas.

Atalaya, fue concejal de Cúcuta debido a que reunía las cualidades para una buena dignidad humana, con condiciones morales, sin registros penales, y con un juramento solemne de fidelidad.

Juan Atalaya falleció en 1860 a sus 76 años; y su esposa quince años después tras quedar gravemente herida por el terremoto de Cúcuta, el 22 de mayo de 1875.

La ciudadela Juan Atalaya está conformada por los barrios pertenecientes a la comuna 7 y 8: Rosal del Norte, Chapinero, Claret, Comuneros, Tucunaré, Motilones, Las Américas, La Florida, Buenos Aires, El Paraíso, La Ermita, Ospina Pérez, La Primavera, La Laguna, Colombia I y II, Atalaya I,II,III etapas, El Progreso, Antonia Santos, Cerro pico, palmeras, Belisario, Cúcuta 75, Los Almendros, Niña Ceci, Carlos Ramírez París, Doña Nidia, La Victoria, o de Enero, El Rodeo, La Coralina, El Minuto de Dios, Nuevo Horizonte, Los olivos, El Desierto,7 de Agosto, Juana Rangel de Cuellar, y Valles del Rodeo.

Actualmente la ciudadela cuenta con 20 canchas de fútbol, grandes escuelas, cursos tecnológicos, centros médicos, centros de convivencia, estación de bomberos y de Policía, entre otras cosas.

Por el Decreto 074 del 9 de abril de 1999, el entonces alcalde de Cúcuta José Antonio Gélvez Albarracín, honró memoria a este personaje y a su gran aporte al lugar que ahora lleva su nombre, la Ciudadela de Juan Atalaya.

Nombre 
Email 
Mensaje 
Por favor escriba el Código de Seguridad uqucjctr ¡Ayúdenos a prevenir SPAM!
    

 

Teléfono Centro de Comunicaciones Diócesis de Cúcuta: (37) 5 724601 Ext: 105

Columnas de hoy