Por: Lina Marcela Millán Vásquez, Psicóloga y docente de Educación Superior de la Universidad Nacional Abierta y a Distancia (UNAD). En colaboración con Claudia Liliana Agudelo Varela, Psicóloga, Magister en Educación Superior y docente de la UNAD

Foto: doctoraki.com

Debido a las actuales circunstancias sociales, son muchas las personas que han sufrido afectaciones en su salud mental debido al confinamiento, la crisis económica e incluso el padecimiento de la misma enfermedad de la pandemia (COVID-19) y otras patologías asociadas al virus. Las secuelas de la enfermedad para quienes lo han padecido han sido complejas, tanto en la salud mental como en la física, así como la  dinámica de vida de la mayoría de personas.

Las personas adultas y los niños han sido los más afectados en las restricciones establecidas por el Gobierno Nacional, esto con el fin de evitar contagio y riesgo de muerte por ser denominada población de alto riesgo. Ha sufrido el miedo y estado de ansiedad al momento de volver a la normalidad, esas emociones que se presentan cuando se debe retomar a la nueva vida normal puede conocerse como “síndrome de la cabaña”. Aunque no está denominando como una enfermedad mental, las personas que presentan reacciones emocionales, afectaciones en sus procesos cognitivos, sociales y conductuales pueden estar muy ligados a este síndrome.

Salir de casa ya no es visto de la misma manera que hace menos de un año, los tiempos han cambiado, y si bien son muchas las medidas de bioseguridad que todas las personas deben tomar al momento de salir de casa a retomar su cotidianidad, esto no debe convertirse en otro dolor de cabeza.

Si ha presentado sentimientos de tristeza, rabia, ansiedad, miedo, desmotivación y pánico de abrir la puerta de casa y salir para cumplir sus necesidades básicas como subsistencia, autodesarrollo, alimentación, salud y empleo, entro otras, siempre hay oportunidad de afrontar los riesgos que esto pueda presentar. Deberá empezar a retomar su cotidianidad de manera gradual, regulando las necesidades y urgencias de salir de casa. Realizar algún tipo de actividad física podría ser una excelente oportunidad la cual contribuye a su salud física y mental. Aunque es normal el sentimiento de miedo también debe asumir que es muy normal el querer superarlo.

¿Siente miedo de salir a la calle?

Durante la pandemia provocada por la COVID-19, que ha paralizado gran parte de las actividades cotidianas de la humanidad que llevó al confinamiento en casa o a guardar cuarentena obligatoria para mantenerse a salvo durante aproximadamente 5 meses, gran parte de la población se ha tenido que reinventar y adaptar a realizar diversas actividades desde casa.

Sin embargo, algunos sectores y personas están retomando sus vidas y rutinas cotidianas y se observa cómo familiares o personas cercanas están  manifestando temor a salir a la calle o retomar la interacción con su entorno ya sea por miedo  a contagiarse o porque han encontrado en sus hogares sensación de seguridad y bienestar frente a la situación; pero  cuidado, se puede estar experimentando el síndrome de la cabaña, el cual se puede manifestar al  pasar una temporada de encierro o confinamiento. Mucha atención si está  presentando  los siguientes síntomas: Miedo o temor de salir a la calle; dificultad de concebir el sueño; ansiedad, estrés, depresión, irritabilidad; fobia social o temor a relacionarse con la gente.

Si siente algunas de las anteriores manifestaciones, sugiero poner los siguientes consejos en práctica, que permitan mitigar este síndrome: Realizar ejercicios de respiración consciente; evitar pensamientos negativos o terroristas; realizar un filtro de las noticias que escucha y ve. Una cosa es estar informado y otra bombardear la mente con miedo; retomar las actividades fuera de casa paulatinamente, tomando todas las medidas de seguridad.

Nadie sabe con certeza cuándo terminará esta situación, pero la post– pandemia, necesita hoy más que nunca que estemos unidos en fe y esperanza; por ende les ánimo queridos lectores de La Verdad a ser resilientes y demostrarse así mismos que somos capaces de sobreponernos a los cambios de la vida.

Nombre 
Email 
Mensaje 
Por favor escriba el Código de Seguridad knukwdnr ¡Ayúdenos a prevenir SPAM!
    

 

Teléfono Centro de Comunicaciones Diócesis de Cúcuta: (37) 5 724601 Ext: 105

Columnas de hoy