Por: Juan Camilo Díaz Bohórquez, Comunicador Social y Periodista, Magíster en Educación y Desarrollo Humano, ex Director de Comunicaciones de la Conferencia Episcopal de Colombia para la visita del Papa Francisco. 

Los padres de familia y educadores miramos con timidez, y algo asombrados, la relación que niños y adolescentes tienen con la tecnología. Son cercanos a ésta, la manejan fácilmente, parecieran que la dominan, y nos quejamos al verlos inmersos en sus dispositivos, chateando, navegando, publicando, socializando como si el mundo exterior no existiera.

Reconociendo que la tecnología ha traído grandes beneficios, a continuación, vamos a describir algunos aspectos de gran valor para que la familia mantenga su rol de educador natural de sus hijos, incluidos los aspectos digitales, comprendamos lo positivo y lo negativo de la tecnología y se conozcan algunas pautas para el uso seguro, responsable y constructivo. Comencemos. 

La familia, una educadora natural

Partiendo del hecho de que la familia es el agente educador natural y primario de la persona humana, se debe tener en cuenta que ese derecho – deber abarca todos los aspectos propios del desarrollo de las personas. Valores, hábitos, ciencias, urbanidad, principios, son las áreas propias de la función educativa pero ahora debemos adicionarle el tema digital.

Seamos sinceros: asumir la tarea de ser padre o madre es para valientes. La falta de experiencia se compensa con la buena voluntad que tenemos para educar a nuestros hijos lo mejor posible, pero evidentemente no lo sabemos todo y debemos buscar alternativas, ayudas, complementos que nos faciliten la tarea. El colegio por ejemplo es uno de esos actores complementarios, siempre y cuando su proyecto educativo institucional (PEI) sea afín a nuestro proyecto educativo familiar (PEF). Por eso debemos formarnos, asistir a cursos, seminarios, documentarnos, prepararnos.

No tenemos excusa: o educamos a nuestros hijos o corremos el enorme riesgo de que otros lo hagan. Y a lo mejor sus valores y principios no son nada recomendables…