Foto: google.com

La capacidad de adaptarse, aprender y superar la adversidad cuando abordamos situaciones que implican sufrimiento o retos a los que tenemos que responder para poder seguir caminando en la vida. Solemos asociar los eventos traumáticos o difíciles como algo negativo y tendemos a sentir compadecimiento o lástima hacia nosotros mismo o hacia las personas que las están atravesando.

La resiliencia es la capacidad para hacer frente a las adversidades de la vida saliendo fortalecido de ellas. Es el resultado de un proceso dinámico que varía según las circunstancias, la naturaleza de la situación, el contexto y la etapa de la vida del individuo.  Lo siguiente son una serie de consejos, los cuales ayudaran a tener una mejor actitud ante la vida frente a cualquier situación.

  1.  Seguridad en sí mismo y en su capacidad de resolver los problemas
  2. Presencia clara de valores en la vida y de la certeza del apoyo social
  3. Actitud de ser causa de lo que sucede a su alrededor
  4. Aprenden tanto de las experiencias positivas como de las negativas
  5. Actitud positiva y creativa ante los nuevos retos de cada día
  6. Curiosidad y apertura a nuevas experiencias

La idea es aumentar la confianza en las propias capacidades para afrontar las adversidades que nos presente el futuro.