Foto: abc.es

No existe un patrón que generalice las causas del porqué las personas juegan descontroladamente, es independiente el impulso que lleva a cada persona, aunque los llevan a las mismas consecuencias.  Identifique si padece de adicción al juego, o conoce a alguien con mínimo tres de estos síntomas:

  • Adicción a seguir apostando y cada vez con más dinero.
  • Apuesta dinero que no debería pues lo necesita para cubrir necesidades básicas.
  • Intenta siempre recuperar la “inversión”, sigue jugando para recuperar todo lo perdido porque cree que ahora su suerte ha cambiado.
  • Pérdida de control, no puede parar de jugar y apostar.
  • Comete acciones ilegales o hace lo que sea para conseguir dinero para seguir jugando.
  • Pone en riesgo relaciones importantes, ya que su prioridad es siempre jugar y apostar.
  • No disfruta las apuestas que realiza pues su objetivo es ganar dinero.
  • Tiende a negar que tiene un problema cuando sus familiares y amigos tratan de ayudarlo.
  • Tiene tendencias suicidas debido a las deudas que ha obtenido apostando.

 

Tratamiento inicial:

Existen una gran variedad de tratamientos para el juego patológico que incluyen el consejo, los grupos de autoayuda y la medicación psiquiátrica. Se ha visto que un enfoque, la terapia cognitivo-conductual reduce los síntomas y las urgencias relacionadas con el juego.

Este tipo de terapia se centra en la identificación de los procesos mentales relacionados con el juego, las distorsiones cognitivas y del ánimo que incrementan la vulnerabilidad al juego incontrolado.

Además, esta terapia utiliza técnicas de adquisición de competencias orientadas a la prevención de las recaídas, asertividad y rechazo del juego, resolución de problemas y refuerzo de las actividades e intereses inconsistentes con el juego.

En cambio, cuando la dinámica propia de la adicción está ya avanzada, se debe buscar una clínica para enfermedades de la adicción.

Cuando se presenta además un conjunto de adicciones, por ejemplo al alcohol o a las drogas, lo mejor es tomar un tratamiento de desintoxicación en una clínica psiquiátrica.

Habitualmente, parte de la terapia es un acuerdo para contrarrestar por completo la abstinencia del juego. No alcanza una simple reducción del juego. Sobre todo se manifiesta la abstinencia total a causa de la problemática que avanza claramente y por la que el adicto realmente necesita el objeto de su adicción.

Como en todos los casos de desviación de comportamientos y vicios, el mejor remedio es la prevención. Evitar las ocasiones es siempre una estrategia eficaz, pero lo es más aun contar con el apoyo y la educación familiar desde los primeros años de vida para descubrir y apreciar los verdaderos valores de la vida.