Phd Thesis Harry Potter

http://www.tuzlaorganizasyon.net/college-essay-writers/ college essay writers Félix Ramón Celis Gómez, Pbro.

http://www.orizzontionlus.it/examples-of-a-research-proposal/ examples of a research proposal Especialista en Bioética

La maternidad es la forma como la mujer, resultado de una madurez humana, cristiana, psicológica y afectiva, cumple con las obligaciones con sus hijos.

Es la manera como una madre proporciona los bienes materiales y espirituales necesarios para sus hijos, para que subsistan ante el mundo. Es un acto lleno de afecto, voluntario y racional para recibir, mantener, educar y amar a esa nueva persona que será su hijo. Sin embargo, la mentalidad de la maternidad ha venido perdiendo espacio y significado dentro de la cultura actual, porque la consideran como un vicio del ser humano en la reproducción de la especie.

Hoy en día hay quienes ni mujeres son; porque ser madres, para muchas jóvenes, es una incomodidad, un fastidio, un problema; y para otras, un problema, una desgracia, un castigo.

Las aspiraciones modernas son diversas: unas desean vivir intensamente y tener relaciones, más no hijos (amor libre); otras desean casarse, pero no atarse con hijos; casarse y tener como máximo dos hijos, es la aspiración de la más decente. Pero en todas ellas, la voluntad de Dios y su gloria, no cuentan.

Ante estas nuevas tendencias o enfoques de ver, juzgar y actuar sobre la maternidad, se constata una percepción muy limitada y viciada, porque se quedan solamente con una apreciación subjetivista, ante el sentido, valor y custodia de la vida humana en general. De esta manera, se descarta el sentido antropológico y sagrado del ejercicio de la sexualidad dentro de la pareja en la dimensión unitiva y pro-creativa. Es necesario ver que la maternidad es un don inherente a la naturaleza de la mujer, donde el hijo es fruto de la relación de amor, de una opción libre, consciente, responsable y de una decisión del corazón y de la razón.

P o r c o n s iguiente, la maternidad responsable enfrenta una serie de atentados que van en detrimento de lo que verdaderamente significa. Es por eso que encontramos cómo la maternidad ha sido sustituida por:

• La fecundación artifi cial- el hijo no es fruto de una relación de pareja sino de la técnica, no es don sino un derecho.

• El alquiler del vientre, es decir, madres famosas que pagan a una mujer para que presten su vientre para depositarle un embrión y se accede al proceso de gestación hasta el alumbramiento o el parto.

• Madres biológicas, se deslindan de su responsabilidad de crianza y lo dejan en manos de hogares sustitutos o con los mismos abuelos.

• Madre solteras, con tendencia de tener un hijo independiente de consolidar un hogar, como lo hacen las mujeres ejecutivas que por su independencia económica y afectiva no se arriesgan a comprometerse con una pareja.

• Adopción de niños en parejas con trastornos afectivos como son el caso de parejas de homosexuales o lesbianas.

Todas estas tendencias anteriormente mencionadas, afectan no sólo el sentido de la maternidad responsable que la Iglesia enseña, sino que los más afectados son los niños que nacen, crecen y maduran independientes de un hogar que les facilite los diversos medios adecuados para un sano crecimiento integral.

Para contrarrestar estas falsas tendencias nos urge sumergirnos en los diversos niveles que implica la maternidad.

La maternidad involucra un conjunto de derechos y deberes que se deben asumir con mucha responsabilidad a nivel personal, de pareja y sociedad.

• A nivel personal, la mujer o la pareja tiene que ser consciente de lo que implica traer un hijo al mundo, porque ella debe ser responsable para proporcionar y satisfacer las necesidades básicas de su hijo como alimentación, vivienda, vestido, educación, salud y recreación, independiente muchas veces de sí la pareja esté a favor o en contra de las decisiones y de su proyecto de vida.

“Es necesario ver que la maternidad es un don inherente a la naturaleza de la mujer, donde el hijo es fruto de la relación de amor, de una opción libre, consciente, responsable y de una decisión del corazón y de la razón”.

http://www.oalth.gr/order-of-importance-in-a-persuasive-essay/ order of importance in a persuasive essay

http://aviusa.org/essay-writers/ essay writers Jesús, un niño como todos...  3 blue generic pill viagra (Lc 2, 41-50)  

Me encanta el pasaje del Evangelio de san Lucas en el que nos relata la anécdota del Niño Jesús perdido y hallado en el templo. Por lo visto también a san José y a la Virgen María les pasó lo que les pasa a muchos padres de familia, que la inquietud de los hijos rebasa todos sus cuidados. Me gusta imaginar el encuentro de los castos esposos al atardecer del primer día de viaje cuando extrañan a su hijo y comienzan su búsqueda entre los paisanos y familiares.

Los papás que extravían un hijo comprenden la angustia de José y María. Regresaron presurosos a Jerusalén y dirigieron sus pasos a la casa del padre, al templo, fin de todo peregrinar del pueblo judío. Me encanta el regaño de maría a su hijo por fin bien encontrado.

Exactamente como el regaño de toda mamá de hoy y de todos los tiempos. Ella no piensa tan sólo en sí misma, ella une a su angustia la angustia de José y así hace valer doble su reprensión: “Tu padre y yo, angustiados te buscábamos”. Y me encanta la respuesta adolescente, un tanto retadora, en defensa de su temprana madurez e independencia. Esa respuesta que nos indica la temprana conciencia de su divinidad: “¿Y por qué me buscaban; no saben que debo atender los negocios de mi Padre?” Algo así como si les dijera: “Ya estoy grande, no soy un niñito, déjenme ser libre”. ¿Dónde hemos oído eso? ¡Lo dicen todos los días, toda la vida, los hijos adolescentes que ya no se sienten niños y tienen ansias de libertad. 

Kiko Argüello, ese gran hombre de Iglesia, pintó el icono de la Sagrada Familia que se usa como símbolo de los Encuentros Mundiales de la Familia, y en él como que retrató ese momento en el que la familia de Jesús regresa a Nazaret después de su aventura de libertad: Jesús, ya adolescente, regresa en hombros de su padre, como un niño juguetón que trata de congraciarse con José. San Lucas expresa esto más claramente: “Regresó con ellos y les estuvo sujeto”, es decir, de ahí en adelante los obedeció siempre. ¡Jesús, un niño como todos!

http://ubackparadise.com/writing-a-cv-for-academic-positions-sales-assistant/ writing a cv for academic positions sales assistant  

term papers crossword clue La familia moldea

Lo que he sido, lo que soy y seré, se lo debo en gran parte a mi familia. Para bien o para mal, la familia nos moldea y, aunque no nos determina porque somos libres, sí influye en nuestra vida, de la cuna a la tumba. Forjadora de los hombres y mujeres del futuro, tiene primordial importancia en la sociedad civil, de la que debe recibir el apoyo necesario para cumplir su misión.

aqa a2 ict coursework help  

http://www.treezing.com/essay-writing-services-cheating/ essay writing services cheating Ataques a la familia

Revisten especial maldad, los criminales atentados contra la familia: el asesinato de los hijos antes de nacer, la propaganda contra la indisolubilidad del vínculo matrimonial, el amor libre, el ejercicio irresponsable de la sexualidad, el rechazo egoísta a la procreación, el abandono de los padres ancianos, el abandono temprano del hogar.

Dañan también a la familia las limitaciones que impone la miseria moral o física: el papá que emigra en busca de trabajo, la mamá soltera que descuida a sus hijos por ganarles un pan para comer, el abandono de la escuela, los niños que trabajan, la falta de vivienda, la falta de atención médica, el alcoholismo y la drogadicción crecientes, la violencia física y verbal, el machismo...

 

help with writing a cv La familia como valor

En el ambiente rural, la familia es un factor de sobre vivencia. Vemos con frecuencia como en esas grandes familias patriarcales o matriarcales, cuando por algún motivo falta el esposo, los abuelos y los tíos se hacen cargo del sostenimiento y acompañamiento de la esposa y de sus hijos. En esas familias casi no se ven casos de ancianos abandonados o marginados; ellos siguen a los pies del cañón, productivos y apreciados, hasta el momento de su muerte. La familia rural va más allá de la pareja y los hijos, y el lazo con los abuelos, tíos y primos, por lejanos que sean, es fuerte y eficaz. Esto mismo sucede en los barrios de las ciudades que tienen vecinos arraigados por muchas generaciones. Este tipo de familia, al que llaman molecular, es un valor digno de aprecio.

El fenómeno urbano, los campesinos que emigran del campo a la ciudad, ha producido un nuevo tipo de familia concentrada en la pareja y los hijos, refugiados y aislados en un departamentito en el que las circunstancias los obligan a ser autos suficientes. Este tipo especial de familias fomenta la intimidad de la pareja y el enriquecimiento de las relaciones entre padres e hijos; sin el apoyo de la comunidad se ven en la necesidad de crear su propia forma de vivir.

De ahí la necesidad de que las familias de este tipo formen parte de grupos, acudan a centros de cultura, fomenten la amistad con los vecinos y se integren a una comunidad religiosa para poder vivir en sociedad, porque la compañía enriquece.

 

http://www.casasdecampo.com.co/writing-college-entrance-essays/ Writing College Entrance Essays La educación familiar...

  • Los miembros de la familia deben tener motivos para sentirse orgullosos de ella y “amar la camiseta”.
  • La familia cristiana funciona como una Iglesia doméstica, comunidad de fe, amor y alabanza.
  • El respeto a la autoridad paterna y a la dignidad de los hijos crea relaciones llenas de armonía en las que el miedo no tiene lugar.
  • El bienestar económico es importante, mientras no disminuya la atención y la convivencia familiar. Toda mujer tiene derecho a ser madre de tiempo completo.
  • No es la familia pequeña la que vive mejor; es la familia en la que hay padres responsables y unidos por el amor. 

 

http://brisketfest.com/primary-homework-help-history/ Primary Homework Help History Pbro. Sergio G. Román

http://www.holidayhometimes.com/best-research-paper-sites/ Best Research Paper Sites Edición 642

http://trinahealthntx.com/buy-an-essays/ Buy An Essays 5 de diciembre 2010

Leer más: La familia

http://latrouvillaise.com/what-is-a-dissertation-hypothesis/ What Is A Dissertation Hypothesis

¿Por qué a algunas personas las afectan unas cosas y a otras no? ¿Por qué muchos se sienten ansiosos ante cualquier evento y otros responden de manera tranquila? ¿Por qué en ocasiones las crisis generan pérdida de la tranquilidad, la salud o el bienestar independientemente de su magnitud y duración, incluso hasta llegar a ponernos en una situación de parálisis; mientras que en otras, la adversidad se convierte en una herramienta para proyectarse al futuro, generar nuevos aprendizajes y permitirnos salir fortalecidos? 

La respuesta tiene varios matices. Por un lado, es cierto que la manera como las circunstancias externas nos afectan y la forma como las manejamos está asociada a los rasgos de personalidad (muchos heredados) que llevan a actuar de cierto modo. Por ejemplo, algunos son más sensibles y tienen percepciones internas o intuiciones más agudas que los llevan a sentirse más afectados por lo que ocurre alrededor. También depende de la frecuencia e intensidad de las experiencias vividas y el momento personal en que ellas ocurran. 

1. Sí se puede controlar

Tenemos la capacidad de reprogramarnos, es decir podemos aprender o desaprender hábitos de pensamiento, emoción y reacción más adaptativos y eficaces para enfrentar los eventos difíciles. La forma como vemos las cosas está influida por las creencias que tenemos y estas, si las identificamos, son susceptibles de cambio. 

2. Sin miedo a la adversidad

Verla como un reto no como un peligro que inevitablemente nos llevara a una situación de crisis. La adversidad ayuda a desarrollar estrategias para manejar y entender el miedo, la desesperación o la tristeza y aprender hábitos de control de las emociones. 

3. Algo de estrés, bueno

Cantidades saludables de estrés o preocupación son beneficiosos. Estos son activadores de la energía necesarios para emprender un proyecto, enamorarse o alcanzar metas. Sin ellas la vida sería muy monótona. Además, la psique tiene una gran plasticidad y no somos tan vulnerables como a veces pensamos. 

4. Creativos y prácticos

Acudir a la apertura, la flexibilidad y la creatividad. Estas habilidades nos permiten usar los recursos de los que disponemos, identificar las experiencias pasadas que han sido exitosas y crear nuevas y versátiles maneras para superar la situación. 

5. No se desanime

No es fácil cambiar una manera de sentir o de reaccionar. No lograrlo tan rápida o eficazmente como quisiéramos lleva con frecuencia a confirmar la creencia de que no se tiene control sobre las emociones. Recuerde que esto requiere trabajo y práctica.

Leer más: Claves para afrontar las dificultades sin que nos afecten tanto

Desde sus orígenes, los usuarios que hacen parte del inmenso mundo de internet han subido y descargado millones de gigas en contenido de todo tipo y sin ningún tipo de límite ni control. 

Esta enorme red de información se puede asemejar a un territorio en el que no existen normas ni autoridad para controlar lo que se hace allí. 

Esta realidad ha generado que la piratería de contenidos protegidos por derechos de autor se presente en un alto porcentaje en la mayoría de sitios web. Música, películas, series de televisión, libros y ‘software’ son, principalmente, los contenidos más afectados por esta práctica, a la que se suma el alto riesgo de propagación de virus de algunos de estos portales.

En América Latina, la descarga u observación de contenidos audiovisuales desde páginas Web, que no pagan los derechos para distribuirlos, alcanzó unos 110 millones de usuarios de Internet en 2015, prácticamente la mitad de los conectados en la región, que superan los 220 millones.

 

Cifras vs riesgos

Un estudio de la Alianza contra la Piratería de Televisión Paga, encargado a la empresa británica NetNames y desarrollado en nueve países de la región: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Perú, Paraguay, Uruguay y Venezuela, reveló que el consumo de ancho de banda en esos países destinado a observar y descargar contenidos superó los 789 petabytes (1 Petabyte = 1000000 Gigabytes), agrupados en tres modalidades de piratería online: Cyberlocker (Distribución de videos en servidores), Peer-to-peer (Contenido compartido por varios usuarios) y Streaming ilegal de IPTV (Televisión en vivo) y se calculó que el total de tiempo consumido en este tipo de contenido superó las 1.5 billones de horas en el año. 

Particularmente el caso del servicio de streaming ilegal cuenta con una alta audiencia. Un estudio de la Universidad de Stony Brook, en Nueva York, analizó 5.000 de los portales piratas de contenidos en vivo más populares del mundo, que proveen partidos de fútbol y otros eventos deportivos, así como películas y series, e hizo importantes hallazgos en materia de seguridad y privacidad. 

“Para ver el contenido, el usuario tiene que aceptar la instalación de un parche o extensión en su navegador, el cual contiene el malware que luego infecta a otros sitios web legales que el usuario visite”, manifestó Zubair Rafique, miembro del grupo investigador. 

Estos portales se mantienen gracias a la publicidad. La técnica usada para difundir este tipo de anuncios es recurrir a un tipo de código malicioso denominado ad-aware, que se encarga de desplegar contenido publicitario de manera masiva en el navegador que no causa daños pero que puede llegar a ser muy molesto. 

De otra parte, en muchas ocasiones algunos servicios inyectan código malicioso

más elaborado en el computador que sí puede provocar consecuencias graves.

 

Algunas páginas de contenido legal 

‘Streaming’ legal: Netflix es un servicio de pago con varios millones de títulos que, por un bajo costo mensual, pueden ser vistos en un computador, celular, tableta o televisor. Claro Video y Movistar Video operan igual y vienen incluidos gratis en la mayoría de planes de internet y TV fijo de esos

operadores, con la opción de alquilar películas de estreno. 

Crackle: es un servicio en línea y aplicación para PC, tableta o TV que incluye películas y series legales y gratuitas, gracias a la alianza de productoras de contenidos. Para acceder ir a www.crackle.com.co 

Youtube: este portal de video posee un amplio listado de películas legales. Podrá encontrar algunas de ellas ordenadas en el sitio www.moviefork.com

Siempre se ha sabido que “no todo lo que brilla es oro” y no todo lo que se muestra como gratuito en realidad lo es; se ha visto que existen consecuencias por visualizar o descargar contenido de sitios no autorizados o ilegales, por eso, la principal recomendación de los expertos en seguridad informática, es no usar este tipo de sitios y, mucho menos, instalar programas desconocidos para acceder a contenidos ‘gratuitos’.

 

Por: Constantino Celis Peñaranda

Ingeniero de Sistemas

Fuente: eltiempo.com

Fuente imagen2: propintel.uexternado.edu.co / Foto: Internet

Leer más: Los riesgos del contenido pirata en internet

Perdonar al hermano “no solo siete veces sino setenta veces siete” es uno de los pocos “mandamientos” que Jesús dio a sus discípulos. Y Jesús, al dar este mandamiento, lo relaciona con la necesidad que todos tenemos de pedir y recibir el perdón de Dios: ¿Cómo podríamos reclamar perdón a nuestro Padre del cielo y al mismo tiempo negarlo a un hermano? Este mandamiento de Jesús se inscribe en la ley nueva que Él vino a anunciar. 

Esta “ley nueva” de Jesús supera (aunque no deroga) la “ley antigua”, la que Moisés recibió en el Sinaí. Se trata de la ley del amor, que Jesús ofrece como auténtica liberación al ser humano. La antigua ley, sin dejar de ser verdadera, no ofrecía liberación al ser humano, sino que este “permanecía en su pecado” (Jn 9, 41; 1Cor 15, 17). 

Esto sigue siendo así en nuestros días. La ley que normalmente se entiende es la ley antigua, uno de cuyos principios básicos se encuentra formulado en la ley del talión: “Ojo por ojo, diente por diente”. Es la ley de la retribución proporcional: una especie de “venganza controlada”. En gran medida la convivencia en el mundo civilizado se basa en esta ley: El que cometió un error, que lo pague. Y esto, claro está, no carece de sentido. 

Sin embargo, lo que Jesús vino a predicar, el Reino que Él vino a anunciar es distinto y el mundo difícilmente lo entiende o acepta: ¿Cómo es posible que yo deba presentar la otra mejilla al que me da una bofetada? ¿Cómo será posible vender todo lo que se tiene y darlo a los pobres para luego seguir a Jesús? ¿Cómo amar a los enemigos? ¿Porqué al organizar una fiesta debería yo invitar no tanto a mis parientes y amigos, sino más bien a los pobres, que no tienen como retribuirme? Y así podríamos continuar con una serie de extrañas propuestas que Jesús hace a sus discípulos... Desde ámbitos no creyentes surgirán las preguntas: ¿No es esto contrario a la razón? ¿No es contrario a la justicia? ¿No es todo esto un “sinsentido”? 

La ley nueva que Jesús predica se diferencia de la antigua no solo en el sentido que ya no se trata de un código, es decir, una lista de mandamientos universales, válidos para todos, sino también y sobre todo se diferencia en su forma. Esta “forma” podríamos denominarla “discipulado” o, con mayor precisión, “la vocación al discipulado”. ¿Qué es esto? Se trata del modo como Jesús propone su ley. Fijémonos bien: Jesús no se limita a presentarnos un frío código legal al que debamos atenernos, sino que más bien nos llama a hacer la opción de seguirlo, de hacernos sus discípulos. 

Jesús no quiere poner sobre nuestros hombros un nuevo yugo “duro y pesado”, sino que, sabiéndonos cansados y agobiados, nos ofrece un yugo “llevadero” (Mt 11, 28 - 30). El que se decida a seguirlo encontrará la experiencia del amor y este amor actuará en él como una inmensa fuerza que hará llevaderas actitudes incluso heroicas que Jesús eventualmente le propondrá. 

El discipulado es una relación personal. Inaugura un ámbito existencial nuevo. Ya no estoy yo solo frente a una ley “difícil de cumplir”, sino que he encontrado a alguien que me invita a estar siempre con Él. Jesús comienza por decirnos: “... si quieres ser discípulo mío” y luego propone su “mandamiento”: “... haz tal cosa”. Si el discípulo acepta, en adelante estará con Él, vivirá con Él, ya no estará solo. Así “funcionan” los mandamientos de Jesús: Se necesita “oírlos” de “su voz” (Jn 10, 3), como una invitación que me es dirigida personalmente en el “aquí y ahora” de mi vida. 

De este modo, cuando una persona se encuentra con Jesús, una de las experiencias que seguramente Él le propondrá a cierta altura del discipulado, será la experiencia del perdón. Pedir perdón y perdonar. Pasiva y activamente. Es difícil decir qué es más costoso, si pedir perdón o perdonar…pero en el marco de la experiencia del amor crístico, nacerá desde lo hondo del corazón la necesidad de pedir perdón por las ofensas cometidas, y también desde dentro nacerá la capacidad de perdonar a todos y de todo, sea cual sea la ofensa sufrida, sea lo que sea que haya ocurrido. 

El amor de Dios manifestado en Jesús es sin medida, por eso no cabrá argumentar: “¿También hay que perdonar al sujeto que sin piedad violó, mató, descuartizó... al que cruelmente derramó sangre inocente en su ansia de poder? ¿También a ese?” Jesús responderá: “Si (tu hermano) peca contra ti siete veces al día, y otras tantas vuelve a ti diciendo: ‘me arrepiento’, le perdonarás”. (Lc 17, 4). 

En el texto citado se hace referencia al arrepentimiento. Si bien, claro está, es muy de desear tal arrepentimiento, quien ha encontrado a Jesús ofrecerá el perdón a su ofensor gratuitamente y sin condiciones: Así nacerá de su corazón. El ofendido experimentará la liberación completa al perdonar gratuitamente. En cambio, el ofensor permanecerá atado a su crimen mientras no se arrepienta. 

El perdón tampoco está en dependencia de una eventual “reparación” o “penitencia” que pueda ser requerida por razón de la justicia. Cuando el Papa San Juan Pablo II perdonó a su agresor Alí Agca, esto no significó la excarcelación del mismo, al menos inmediatamente. Un ofensor sinceramente convertido por el encuentro con Jesucristo y arrepentido de su vida pasada, deseará reparar de algún modo, aún insuficiente ¿Cómo se repara una vida perdida?, la falta o crimen cometido. La oportuna penitencia se presentará en su corazón nuevo como una necesidad. 

Si el Evangelio no hubiese sido predicado no habría liberación posible, no habría esperanza ni futuro para quien pecó, quien hirió o cometió un error grave. Quedaría la mera “ley del talión”, con su carga amarga de simulada venganza, que fácilmente llevaría al círculo vicioso e interminable de retribuciones. Y es lo que lamentablemente constatamos tantas veces en el ámbito de matrimonios mal avenidos o simplemente en el ámbito familiar. 

Pueden pasar años en los que no se hace sino reaccionar ante mutuas agresiones. La llegada de Jesús a la vida de esas personas representa la, que considero, única esperanza y posibilidad de romper ese círculo. Conocer y experimentar ese amor suyo, conocerlo a Él, quien fue el primero en perdonarnos incondicionalmente, abrirá la posibilidad de dar y recibir el perdón al semejante y del semejante. Solo esta experiencia permitirá salir del círculo esclavizante de las retribuciones y reacciones. Con ella puede llegar un día la reconciliación y la paz.

 

Por: Pbro. Francisco Javier Vergara, PSS.

*Texto publicado originalmente en el periódico diocesano La Verdad, edición 780.

Leer más: Setenta veces siete: El perdón dado y recibido según los Evangelios