Foto: vaticannews.va

Su Santidad, el Papa Francisco, llegó este lunes 4 de febrero a Emiratos Árabes Unidos, donde fue recibido por  el Príncipe Heredero, el Jeque Mohammed bin Zayed Al Nahyan, en el Palacio Presidencial de Abu Dhabi, donde tuvo lugar una ceremonia de bienvenida.

El Papa le regaló al Príncipe un medallón de bronce que representa el encuentro de San Francisco con el Sultán Al-Malik al-Kamil, que tuvo lugar en el año 1219, episodio narrado en el capítulo 9 de la “Legenda Maior” (la biografía de Francisco de Asís).

Precisamente, ochocientos años después del encuentro entre Francisco de Asís y el SultánAl-Kamil Muhammad al-Malik, el Papa que lleva el nombre del santo de Asís se presenta a los musulmanes como un "creyente sediento de paz". 

Por otra parte, el Papa Francisco y el Gran Imán de Al-Azhar, Ahmed Muhammad Ahmed Al-Tayyib, institución de referencia del mundo musulmán suní con sede en la ciudad de El Cairo, firmaron una histórica declaración conjunta en Abu Dhabi (Emiratos Árabes Unidos), en la que rechazan toda violencia en nombre de la religión.

Hoy el Papa Francisco firma un documento en el que no sólo se rechaza enérgicamente cualquier justificación de la violencia cometida en nombre de Dios, sino que se hacen declaraciones importantes y vinculantes sobre el Islam y ciertas interpretaciones del mismo. Existe un compromiso por parte de las palabras relativas al respeto de los creyentes de diferentes religiones, la condena de toda discriminación, la necesidad de proteger todos los lugares de culto y el derecho a la libertad religiosa, así como el reconocimiento de los derechos de la mujer.