Imagen: Centro de Comunicaciones Diócesis de Cúcuta

Este domingo 27 de enero, después del rezo del Ángelus en el Hogar El Buen Samaritano de Panamá, en la clausura de la Jornada Mundial de la Juventud, el Papa Francisco hizo un pedido de paz para Colombia y expresó su preocupación por el derramamiento de sangre en Venezuela.

El papa recordó uno a uno a los jóvenes alumnos de la principal escuela de policía del país que fueron, leyó sus nombres y los llamó “testimonios de voluntad de paz”, que fueron "asesinados por el odio terrorista".

Por otra parte, reclamó una "solución justa y pacífica" ante la "grave situación" que enfrenta Venezuela, a raíz del creciente rechazo internacional al gobierno de Nicolás Maduro y la autoproclamación del jefe del Parlamento como presidente interino.

Pido que se "busque y se logre una solución justa y pacífica para superar la crisis, respetando los derechos humanos y deseando exclusivamente el bien de todos los venezolanos”. 

Columnas de hoy