Foto: primicia.com

Durante la llegada de Los obispos de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) a Roma, para reunirse en el Vaticano en la visita Ad Limina Apostolorum, con el Papa Francisco. 

La visita Ad Limina Apostolorum es la visita que todos los Obispos realizan a los templos de San Pedro y San Pablo. El objetivo de la visita es también informar al Papa, cada cierto período, el estado de las Diócesis y Arquidiócesis que gobiernan.

El Sumo Pontífice agradeció a los Obispos por su insistente resistencia, pidiendo al mismo modo que no abandonen la causa y ayuden a facilitar alternativas de mejoras para el pueblo venezolano que sufre una de las mayores tragedias económicas en toda su historia. Siendo ellos, los que lleven esperanza al pueblo y más que todo a los migrantes caminantes, que en busca de un mejor futuro han llegado a perder la vida, sin que su familia tenga certeza de su propio paradero.