Foto: excelsior.com.mx

El papa Francisco ha modificado el magisterio de la Iglesia sobre la pena de muerte, asegurando que es“inadmisible” porque “atenta contra la dignidad inherente a todo ser humano”.  La autorización es la modificación del artículo 2267 del Catecismo de la Iglesia Católica sobre la pena de muerte. 

El Vaticano anunció este jueves, 2 de agosto, que el Papa aprobó un cambio en el Catecismo de la Iglesia Católica, la recopilación de las enseñanzas de la Iglesia. Hasta ahora, el catecismo decía que la institución no excluía el recurso de la pena capital si fuera “el único camino posible para defender eficazmente del agresor injusto las vidas humanas”.

La nueva enseñanza señala que la norma previa está desactualizada y que hay otras vías para proteger a la sociedad: “Por tanto la Iglesia enseña, a la luz del Evangelio, que la pena de muerte es inadmisible, porque atenta contra la inviolabilidad y la dignidad de la persona, y se compromete con determinación a su abolición en todo el mundo.”

El sumo Pontífice se ha pronunciado muchas veces contra la pena de muerte, que según él jamás se justifica, por atroz que sea el crimen cometido. El ministerio de los presos siempre ha sido un pilar de su vocación sacerdotal. En casi todos sus viajes ha visitado cárceles para ofrecer palabras de solidaridad y esperanza y aún mantiene contacto con un grupo de presos en la Argentina a los que asistía cuando era arzobispo de Buenos Aires.