Los Obispos católicos de Venezuela, por medio de un comunicado, manifestaron su preocupación por la crisis migratoria, a la vez que envían palabras de aliento para todos los venezolanos, tanto para los que migran como para los que deciden quedarse en el país.

El documento expedido en Caracas, con fecha del 11 de junio del presente año, es firmado por Monseñor Fernando Castro Aguayo, Obispo de Margarita y Presidente de la Comisión de Familia e Infancia de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV); Mons. Benito Méndez Bracamonte, Obispo del Ordinariato Militar de Venezuela; Mons. Ramón Linares Sandoval, Obispo Emérito de Barinas; Mons. Timoteo Hikmat Beylouni, Obispo del Exarcado  Sirio Católico  para Venezuela y el Presbítero Juan Lara, Asesor del Departamento de Pastoral Familiar e Infancia CEV.

Leer comunicado aquí

Foto: es.zenit.org

Hoy en la Catequesis de la Audiencia General de cada miércoles, el Papa Francisco inició un nuevo ciclo, esta vez sobre los Mandamientos de la ley de Dios.

El plantea la situación de los jóvenes: “cuántos jóvenes intentan “vivir” y en cambio se destruyen  persiguiendo cosas efímeras”.  El Papa afirma que este impulso por “vivir” es peligroso y expresa que “nuestro peor enemigo no son los problemas concretos, por muy  graves y dramáticos que sean: El mayor peligro en la vida es un mal espíritu de adaptación que no es la mansedumbre ni la humildad, sino la mediocridad, la pusilanimidad”.

“Un joven mediocre ¿es un joven con futuro o no? ¡No! Se queda ahí; no crece, no tendrá éxito. La mediocridad o la pusilanimidad”, afirma Francisco y manifiesta que hay que pedir al Padre Celestial para los jóvenes de hoy el don de la inquietud saludable.

“¿Cómo se pasa de la juventud a la madurez?”, dice el Papa que es cuando se empiezan a aceptar las propias limitaciones: “nos volvemos adultos cuando nos relativizamos y tomamos conciencia de lo que falta”. “Este hombre se ve obligado a reconocer que todo lo que puede hacer no supera un techo, no va más allá de un margen”.

Foto: vaticannews.va.com

Siguiendo con el tema del Sacramento de la Confirmación, el Papa Francisco presidió la tradicional Audiencia General en la plaza de san Pedro. El Santo Padre consideró los efectos que el don del Espíritu Santo hace madurar en quienes lo reciben, llevándolos a ser, a su vez, un don para los demás.

El Papa recalcó que cada vez que nuestro cuerpo y alma recibe, es “para que podamos dar a los demás, lograr compartir con quienes nos rodea, siempre se recibe para dar, porque las gracias de Dios se reciben para dárselas a los demás”, así lo dijo el Santo Padre.

La lectura del Evangelio fue tomada del libro de San Juan, capítulo 20, versículos 19 al 22, que narra a Jesús que sopla el Espíritu Santo sobre los discípulos.

También expresó que en la iglesia el nivel jerárquico no existe, pues nadie es más que nadie,  todos son parte de la misma Iglesia a nivel universal, y quien piense diferente está equivocado, “la confirmación vincula a la Iglesia Universal, extendida por toda la tierra, involucrando activamente a los confirmados en la vida de la Iglesia particular  a la que pertenecen”.

No vale de nada estar en la iglesia, compartir con el hermano, si al salir de allí lo primero que se hace es hablar de la otra persona.  “Si hemos recibido el signo de la paz con la fuerza del Espíritu Santo, debemos ser hombres y mujeres de paz y no ir por allí destruyendo con la lengua la paz que ha hecho el Espíritu”, manifestó Francisco.

Foto: vatican.va

Cada año se realiza en el mundo la campaña ‘Óbolo de San Pedro’, esta tiene como fin ayudar a las personas más necesitadas en los cinco continentes.  En esta ocasión el Santo Padre les hace un llamado a los fieles católicos, para tener la oportunidad de vivir la caridad y aportar en esta causa.

Con esta recolección económica se dará una ayuda al Papa Francisco, la cual se verá reflejada en los hogares de cada familia más necesitada. Para este fin, la Nunciatura Apostólica en Colombia, con apoyo de la Conferencia Episcopal, coloca a disposición de los fieles el sitio web www.colectadelpapa.co donde se ofrecen diferentes insumos para participar en esta campaña.  Haciendo click en el botón “Haz tu ofrenda”, podrá donar las veces que desee y ayudar en esta noble causa.

Pero esta no es la única opción, también se podrá acercar a la parroquia de su comunidad y allí realizar la donación el 1 de julio o días antes, de igual manera en la cuenta de ahorros Davivienda 014542872.

Visitando la página web los feligreses podrán estar al tanto y saber paso a paso el proceso de la campaña, del mismo modo se invita a los fieles católicos a difundir este mensaje en redes sociales, y en la misma parroquia, entre amigos, y familiares con el ánimo de ¡ayudar al Papa a ayudar!  

Foto: aciprensa.com

Hoy miércoles se presentó la tradicional catequesis del Papá Francisco en la Audiencia General, en la que continuó hablando del Sacramento de la Confirmación y el Espíritu como autor de la diversidad y creador de la Unidad.

El Papa Francisco señala: “El rito de la confirmación tiene varios gestos litúrgicos que expresan la profundidad de este sacramento de la iniciación cristiana. Antes de recibir la unción que confirma y refuerza la gracia del Bautismo, los candidatos son llamados a renovar las promesas bautismales y hacer profesión de fe”.

Asimismo, se recibe el don del Espíritu Santo, un carácter indeleble que configura al cristiano más plenamente con Jesús. Uno sólo es el Espíritu, “pero viniendo a nosotros trae consigo riquezas de dones: sabiduría, inteligencia, consejo, fortaleza, ciencia, piedad y temor de Dios”. Expresó el Papá.  “El único Espíritu distribuye los múltiples dones que enriquecen a la única Iglesia: es el Autor de la diversidad, pero al mismo tiempo es el Creador de la unidad”.