Foto: eltiempo.com

El presidente de Ecuador Lenín Moreno, confirmó hoy viernes pasado el mediodía la muerte del equipo periodístico de El Comercio.  Disidentes de las FARC en el sur de Colombia secuestraron a los dos periodistas ecuatorianos y un conductor del diario El Comercio el 26 de marzo. El día de ayer el presidente ecuatoriano habría dado a las FARC un plazo de doce horas para presentar pruebas de vida las cuales nunca llegaron, lamentablemente se tienen fuentes confiables las cuales confirmaron la muerte de los tres hombres.

“Con profundo pesar lamento informar que se han cumplido las doce horas de plazo establecido y no hemos pruebas de vida y lamentablemente tenemos información que confirma el asesinato de nuestros compatriotas”, dijo el mandatario.

El presidente Lenín Moreno volvió a Ecuador desde Lima este jueves donde se encontraba para hacer presencia en la Cumbre de las Américas, después de conocerse unas presuntas fotografías que mostrarían a los dos periodistas y al conductor sin vida. Muy consternado manifestó su indignación.   

El comandante general de las Fuerzas Militares de Colombia, el general Alberto José Mejía, dijo el miércoles pasado que según información de inteligencia el grupo ‘Óliver Sinisterra’, conformado por disidentes de las FARC al mando de alias ‘Guacho’ es el responsable del secuestro de los ecuatorianos. 

El secuestro de Javier Ortega, Paúl Rivas y Efraín Segarra del equipo periodístico del diario El Comercio causó conmoción en Ecuador. Los dos periodistas y el conductor desaparecieron tras cruzar un retén militar en el sector de Mataje en la provincia de Esmeraldas, al norte del país. Pese a las advertencias de no avanzar hacia espacio colombiano, los trabajadores cubrían la creciente tensión en el límite fronterizo tras la detonación de artefactos explosivos en objetivos militares.

La disidencia de las FARC responsable del secuestro de los dos periodistas ecuatorianos y su conductor aseguró en un comunicado que los tres hombres están muertos y pidieron generar condiciones humanitarias para la entrega de los cuerpos de los secuestrados, según informó la Fundación para la Libertad de Prensa en Colombia.

“Presidente Lenín Moreno, en sus manos están nuestras vidas”, decía en el único video que se conoció como prueba de supervivencia el pasado 3 de abril, Javier Ortega, uno de los tres ecuatorianos secuestrados.