Apple proyecta ventas navideñas que exceden la mayoría de las estimaciones de los analistas, una señal de que espera una demanda robusta para el nuevo iPhone X, el lanzamiento de producto más importante de la compañía en años.

El dispositivo de décimo aniversario ayudará a impulsar las ventas a un récord de entre US$84.000 millones y US$87.000 millones en el trimestre que finaliza a fines de diciembre, dijo Apple en un comunicado. Los analistas predijeron ingresos de US$84.000 millones, según datos compilados por Bloomberg. El récord anterior fue de US$78.000 millones durante la temporada navideña de 2016.

El iPhone X tiene dos innovaciones principales: una pantalla de borde a borde y un sistema de reconocimiento facial que utiliza sensores 3D. Ambos componentes han enfrentado problemas de producción, y los analistas esperan una oferta limitada del teléfono cuando salga a la venta en las tiendas el viernes.

La producción "va bien, estamos haciendo más cada semana y estoy satisfecho con cómo van las cosas", dijo el presidente ejecutivo Tim Cook dijo en una entrevista. "La demanda inicial del iPhone X ha sido muy, muy fuerte". 

El actual tiempo de espera de seis semanas para pedidos en línea del iPhone X se reducirá en los próximos dos días a medida que Apple agregue más capacidad de producción, agregó.

Las acciones de Apple alcanzaron récords esta semana, y los inversionistas pronosticaron que la demanda del teléfono continuará en los próximos trimestres. Poco después de que la gente comenzó a pedir por anticipado el iPhone X el 27 de octubre, los tiempos de envío se extendieron hasta seis semanas. Eso sugirió una fuerte demanda y una oferta limitada y Apple dijo que la demanda estaba "fuera de serie". Filas largas ya se estaban formando fuera de las tiendas de Apple antes del lanzamiento del viernes.

Las acciones de la compañía subían 3 % en las operaciones después del cierre de la sesión a US$168,11 en Nueva York. En el año, acumula un alza de 45 %.