Foto: carabobeno.com

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, partió sorpresivamente a China para firmar acuerdos comerciales, aseguró que debido a que la nación sufre un creciente aislamiento internacional, intentará salir del profundo abismo económico con reformas y alianzas.

El país asiático tiene fuertes inversiones en petróleo y es el principal socio financiero de Venezuela, que ha recibido préstamos chinos por unos 50.000 millones de dólares en la última década, pagados principalmente con crudo. Es un aliado potencial que ha brindado la mano a este país comunista y que seguramente seguirá haciéndolo, así lo ha manifestado Maduro.

Aunque el petróleo sigue cayendo en su precio mundial por barril, el pasado 28 de agosto, el mandatario firmó siete acuerdos con empresas petroleras de otros países, con la meta de aumentar en un millón de barriles diarios la producción de crudo, aunque esta medida es casi imposible con la situación internacional presente.

Foto: eltiempo.com

Este martes 4 de septiembre concluyó el encuentro regional de trece países que se reunirían en Quito, para tratar temas sobre la emigración venezolana, República Dominicana también  participó  con carácter de observador.  El encuentro finalizó con un documento donde se  declara  la  voluntad a seguir acogiendo emigrantes dentro de un sentido de hermandad y  solidaridad, pero también dentro de la seguridad para las sociedades receptoras.

Firmado por 11 de los trece países, entre ellos están Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, México, Panamá, Paraguay, Perú y Uruguay. Aunque no contó con la participación de Venezuela, Bolivia, sí,  pero según la Cancillería, no puso su firma en el documento.

Así mismo, en la declaración final, los Estados invitaron al Gobierno de Venezuela para que “acepte la cooperación de los gobiernos de la región y de los organismos internacionales, con el fin de atender la situación de sus respectivas comunidades establecidas en Venezuela”.

En el documento también se pide al Gobierno de Venezuela tomar “de manera urgente y prioritaria las medidas necesarias para la provisión oportuna de documentos de identidad y de viaje de sus nacionales”. 

Foto: elespectador.com

La Comisión Europea (CE), el pasado 7 de junio en Bruselas, anunció la concesión de un nuevo paquete de recursos económicos de emergencia y desarrollo para ayudar al pueblo venezolano y de igual forma a los países vecinos afectados.

El presidente de España, Pedro Sánchez, confirmó ayer 30 de agosto la aprobación por parte de la Unión Europea, (UE), de un capital de 35 millones de euros para que la región latinoamericana atienda el éxodo de venezolanos que huyen de la crisis de su país.

Sánchez destacó la solidaridad de Colombia por acoger a más de un millón de venezolanos en el territorio. Asimismo valoró "el extraordinario esfuerzo que está haciendo la sociedad colombiana" y destacó "el compromiso humanista del presidente Duque para que no se expulsen, no se consideren a estas personas sin ningún tipo de cabida, de futuro, de ubicación".

Foto: elespectador.com 

El director de Migración Colombia, Christian Krüger y el  intendente general de migraciones de Perú, Eduardo Sevilla durante una rueda de prensa en Bogotá, concordaron en que el principal reto que les ha dejado el éxodo venezolano es la identificación oportuna de los ciudadanos que llegan a sus territorios. La solución para ellos, es crear una base de datos conjunta que controle la regulación de inmigrantes en ambos países. 

"En la medida en que tengamos identificada a la población, en esta misma medida podemos implementar mecanismos de incorporación regionales", afirmó Krüger

Según los funcionarios, en Colombia ya se han radicado cerca de un millón de venezolanos, mientras que en Perú ya son más de 400.000. Es por ello que Sevilla calificó de fructíferos los dos días de reuniones con Colombia, que tuvieron a Brasil como observador, y resaltó que los ingenieros de las autoridades migratorias de ambos países ya "están en contacto" para trabajar en la base de datos.

Aseguró además que uno de los problemas que han identificado es que hay venezolanos que han aplicado al mismo tiempo al Permiso Especial de Permanencia (PEP) de Colombia y al Permiso Temporal de Permanencia (PTP). Ya que no se puede contar con los dos procesos a la misma vez, ambos son excluyentes, no se pude tener un PEP en Colombia y con un PTP en Perú, por lo que es preocupante para los funcionarios.

Foto: Centro de Comunicaciones Diócesis de Cúcuta

Colombia, Perú y Ecuador se reunirán este próximo 27 y 28 de agosto en Bogotá, con el fin de revisar la movilización de los venezolanos ante la crisis económica y social de su país, así mismo lo informó este jueves 24 de agosto, el director de Migración Colombia, Christian Krüger, quien tomará cartas en el asunto junto con las autoridades migratorias de Ecuador y Perú para buscar alternativas de solución con el gran número de inmigrantes que se están tomando Sudamérica.

El objetivo, según Krüger, es buscar una solución regional al éxodo de venezolanos. Ya que es un problema abismal de todos los países vecinos, no solo de una región sino de todo el mundo, de alguna forma están siendo afectados; por tanto hay que tratar de plasmar acuerdos que amortigüen un poco esta crisis humanitaria. Para el Director General, los ciudadanos venezolanos no están dejando su país por gusto, sino como consecuencia de una serie de políticas de expulsión generadas por Nicolás Maduro

El encuentro se dará, luego de que el directivo asegurara que no compartía la iniciativa de Ecuador y Perú de restringir el ingreso de venezolanos a través de la exigencia del pasaporte vigente. Manifestando que se necesitaba de un modelo común que permitiera tener una migración identificada, ordenada y segura en la región para poder permear un poco las irregularidades de los migrantes.