Foto: semana.com

Después de más de dos semanas atrapados, los 12 integrantes de los Jabalíes Salvajes, equipo de fútbol donde juegan estos niños y su entrenador ya están fuera de la cueva a salvo.

Los últimos cuatro niños y el entrenador fueron liberados este martes, después de que los ocho primeros menores fueran rescatados entre el domingo y el lunes.  Un equipo internacional (40 de Tailandia y 50 extranjeros) de buzos logró rescatarlos, luego de 17 días adentro de una cueva al norte de Tailandia.

Ellos guiaron a los niños a través de los pasajes oscuros e inundados del sistema de grutas.  La ruta incluyó partes en las que tuvieron que caminar, escalar y bucear guiados por cuerdas.  Usando máscaras completas, cada niño fue acompañado durante todo el trayecto por dos buzos. 

Los rescatados se encuentran en observación en un hospital.  De ellos, los cuatro que salieron de la cueva el domingo ya recibieron la visita de sus familias, según informaron funcionarios de Salud tailandeses.  Explican los doctores que los padres solo pudieron saludar a los niños a través de un cristal, debido al riesgo de infección, pero pronto podrán recibir visitas de contacto personal.

Foto: AFP

Cuatro niños más fueron rescatados hoy de la cueva en Tailandia donde se encontraban internados inicialmente los 12 niños y su entrenador del equipo de fútbol al que pertecenen.

Los nuevos liberados se suman a los cuatro niños que permanecen ingresados en el hospital provincial de Chiang Rai para una evaluación de salud tras abandonar la caverna el domingo. 

El diario tailandés Bangkok Post asegura que otros dos chicos se encuentran en la conocida como "caverna 3", lugar donde se ha instalado un campamento operacional temporal situado a unos dos kilómetros de la entrada. 

El contingente internacional de buzos rescatistas volvió a entrar en la cavidad a las 11.00 hora local (04.00 GMT) con el objetivo de regresar con alguna de las nueve personas que esta mañana seguían enclaustradas, dijo Narongsak Ossottanakorn, portavoz del operativo. 

Esta segunda tentativa podría ser más rápida que la realizada la víspera gracias a las buenas condiciones que encontraron ayer los equipos de salvamento en el interior de los túneles subterráneos, indicó Narongsak. 

Los miembros de salvamento, junto a los niños, tienen que superar un complejo de laberínticas galerías parcialmente inundadas y con desniveles y visibilidad nula para alcanzar la boca exterior de la cueva. 

Entre la primera operación, el domingo, y esta segunda, las autoridades interrumpieron el rescate durante unas 14 horas para proceder a la reposición de las bombonas de aire comprimido utilizadas durante los trabajos de evacuación y evaluar las partes inundadas de la gruta. 

La llegada el sábado pasado de un temporal de lluvias a la región y que permanecerá durante gran parte de la semana marcó el inicio de la operación de rescate. 

Las precipitaciones son una de las principales preocupaciones de las autoridades, debido a que el agua filtrada por el monte puede volver a inundar las galerías y anular el drenaje efectuado desde que fueron hallados con vida los 12 escolares, de entre 11 y 16 años, y su tutor, de 26. 

Narongsak insistió en alertar del problema que suponen las lluvias, pero dijo que un equipo de militares se encuentra en el monte con la tarea de bloquear la entrada de agua hacia los túneles subterráneos. 

Los trece atrapados se internaron en las galerías el sábado 23 de junio tras un entrenamiento de fútbol cuando una súbita tormenta comenzó a inundar la cavidad y les cortó la salida. 

Fueron encontrados tras nueve días de intensa búsqueda en la que participaron más de 1.300 personas. 

Foto: laopinion.com

La tecnología de los drones ha permitido que usuarios les adapten otras funciones y no sólo ser usados para toma de imágenes.  Lo que ha representado una disminución en los gastos operativos de empresas, que con el uso de estos aparatos se están ahorrando la contratación de hasta seis empleados.

Tal es el caso de Centrales Eléctricas de Norte de Santander (Cens), que está usando el dron para tender redes eléctricas de una montaña a otra, ahorrando tiempo y dinero, puesto que realizar este trabajo con recursos humanos, se debían talar árboles, hacer trochas y finalmente tender las redes, todo esto en 10 días y entre 10 personas aproximadamente.

Ahora, en dos días, el dron tiene el cable tendido.  Alejandro Gutiérrez, contratista encargado del manejo del dron, explicó que se necesitó un equipo con capacidad de carga de 3 kilos y con 6 motores, además se tuvo que crear un sistema a través de impresiones 3D.

Este dron se empezó a utilizar desde octubre del año pasado y hasta la fecha se ha usado en dos proyectos, uno en el municipio de Gramalote y el otro en Durania, cerca de la vereda de Villa Sucre.

En el sector de agropecuario, también se ha innovado con la implementación de los drones en la fumigación de cultivos y emprendedores están haciendo de esto un buen negocio, porque les disminuyen a los productores los costos de este proceso, entonces adquieren sus servicios tecnológicos.

Foto: eltiempo.com 

Después que esta semana se conociera que el ex presidente de Ecuador, Rafael Correa, tiene orden de captura por las autoridades de su país y aviso a la Interpol,  tras ser vinculado penalmente al caso de secuestro en Colombia del exasambleísta Fernando Balda.  El actual presidente, Lenín Moreno expresó que Correa debería de ir a comparecer ante la justicia ecuatoriana y que espera resulte inocente de lo que se le acusa. 

"Me espeluzna saber que el joven idealista que conocí en el 2006 se haya convertido de manera extraña, de manera siniestra, en un personaje de esa calidad", afirmó el mandatario.

El miércoles Rafael Correa se pronunció y dijo que volver a Ecuador sería “un suicidio”, porque no le ofrecen garantías y por lo mismo, está considerando solicitarle a Bélgica, país donde vive actualmente, asilo político.

Foto: elperiodico.com 

Muere un buzo después de estar tres días ayudando a los 12 niños atrapados en la cueva de Tailandia, donde quedaron bloqueados desde el pasado 23 de junio junto a su entrenador, un joven de 25 años de edad.  Aún se desconocen el motivo por el cual habían ingresado a esta cueva. 

El socorrista murió por la falta de oxígeno, "tras haber entregado una reserva de oxígeno, a su vuelta, no tuvo suficiente oxígeno", anunció el vicepresidente de la provincia de Chiang Rai, Passakorn Boonyaluck. 

Los socorristas están tratando de avanzar al máximo en los planes de rescate antes de que retornen las lluvias, porque el nivel del agua tenderá a subir.  A los niños les han estado enseñando a nadar, porque esta también sería una de las formas de salir de la cueva. 

El cuerpo de rescate continua buscando una vía de entrada desde la cumbre de la montaña que esté conectada o sea fácil conectarla con una perforadora, con la parte de la cueva donde están los niños.  Hoy deben pasar por allí con un detector de movimiento para intentar determinar la localización exacta de los niños desde el exterior.