Foto: Centro de Comunicaciones Diócesis de Cúcuta

El Nuncio Apostólico en Colombia, Monseñor Luis Mariano Montemayor se pronunció sobre la violencia en el país y se refirió también a situación en Venezuela, que afecta directamente a Colombia.

Advirtió que de presentarse una guerra civil en el vecino país, “los primeros en sufrir las consecuencias serán los colombianos”, teniendo en cuenta los 2.500 kilómetros de frontera que hay entre ambos países.

El Nuncio recordó que en Cúcuta, la Iglesia Católica, está entregando 12 mil almuerzos diarios a los refugiados.  Demostrando que esto es un tema de solidaridad y paciencia en medio de la crisis.

Monseñor Montemayor aseguró que “el tema de la paz no es opcional”, “creo que tenemos que tomar en serio el tema de la paz (…) Colombia no puede seguir en esta violencia extrema de la eliminación del adversario y de quien piensa diferente, el trabajo de una mentalidad inclusiva es esencial. O nos salvamos todos o nos hundiremos todos”.

También instó a la sociedad a tomar responsabilidades en la protección de los líderes sociales, “porque el Estado no lo puede hacer solo”, manifestó y añadió  que la violencia “tiene mucho que ver por un lado con los cultivos de coca, segundo con la distribución de tierras y tercero por las venganzas cruzadas por el fin de la lucha armada sobre todo en el campo de las Farc”.

Columnas de hoy