Foto: cec.org.co

Convocados por la Fundación Víctimas Visibles y con el apoyo de la Arquidiócesis de Bogotá, la Nunciatura Apostólica y la Conferencia Episcopal de Colombia, más de 40 periodistas colombianos,  víctimas y ex victimarios del conflicto armado, se dieron cita el pasado 20 de febrero a vivir el denominado Apostolado de la Oreja durante dos días, que se traduce en la capacidad de escuchar al otro, su historia, su dolor, su vida misma y presenciar a Dios que concede el perdón y labra caminos de esperanza.

Inspirados por pensamientos del Papa Francisco, los asistentes compartieron bajo un esquema denominado “Hospital de Campo”,  en donde cada uno tuvo un rol importante, el Director: Dios, los médicos: sacerdotes que apoyan en el retiro, enfermeros: víctimas del conflicto, camilleros: victimarios, que oran por las almas de las personas que hicieron daño y por último, los enfermos: siendo todos los participantes.

Foto: Conferencia Episcopal de Colombia

En la ciudad de Bucaramanga se concentraron delegados de las diez jurisdicciones que abarcan la zona nororiental de comisiones de pastoral juvenil diocesana, las cuales son: Arauca, Tibú, Cúcuta, Ocaña, Nueva Pamplona, Málaga-Soatá, Socorro y San Gil, Barrancabermeja, Vélez y Bucaramanga.

Llamado el III Encuentro Regional de Formación de Equipos Diocesanos, cumplieron la cita para participar de la planeación del trabajo de dichas comisiones, asimismo fomentar un espacio de integración y afianzamiento de la vocación a la cual se sienten llamados.

El sacerdote Jesús Antonio Cárdenas, de la pastoral juvenil de la arquidiócesis de Bucaramanga declaró con respecto: “mantener la comunión, lazos de fraternidad, compartir las experiencias y ante todo llevar un trabajo planeado y organizado en beneficio de los jóvenes, atendiendo el llamado del Papa Francisco que nos invita a soñar, a no perder la alegría y a tener esperanza". 

Foto: Conferencia Episcopal de Colombia

En el último día Asamblea, los Obispos del país invitan a los colombianos a comprometerse con la sociedad, a vivir en amor, porque de otra manera no se hallan los caminos de paz.

Los Prelados expusieron un mensaje final al que titularon: “Una tarea que no da tregua y que exige el compromiso”.

Ver documento del mensaje aquí

 

 

Conferencia Episcopal de Colombia 

Los Obispos del país concentrados en la Asamblea Plenaria, durante la Eucaristía de hoy en la mañana, oraron por el bienestar y la pronta liberación de la Hermana Gloria Cecilia Narváez Argoty, secuestrada hace un año en Malí, África, mientras prestaba sus servicios a comunidades menos favorecidas de este país.

La religiosa pertenece a la comunidad de las Hermanas Franciscanas de María Inmaculada.

Hace un par de semanas, el grupo captor, envió un video donde la Hermana Narváez Argoty, pide al Papa Francisco intervenga para que se logre su liberación.

En la cuenta oficial de Twitter del Episcopado Colombiano se publicó el siguiente mensaje: Hermana Cecilia, #NoteOlvidamos. Pedimos incesantemente a Dios por tu pronta liberación. Los obispos reunidos en #AsambleaPlenaria oran por tu libertad. Pedimos a nuestra madre que interceda ante Dios para que toque los corazones de tus captores y logres la ansiada liberación.