Foto: Presidencia de la República

El Papa Francisco recibió al presidente Iván Duque en el Vaticano y lo animó a trabajar por la concordia y la unidad de Colombia, en temas coyunturales tales como la reincorporación de los exmiembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarios de Colombia (FARC), migración venezolana, medio ambiente y posición frente al Ejército de Liberación Nacional (ELN). 

Acompañó al presidente una delegación de 16 personas, entre ellas el ministro de Relaciones Exteriores, Carlos Holmes Trujillo, y el de Comercio, Industria y Turismo, José Manuel Restrepo, además del embajador colombiano ante la Santa Sede, Julio Aníbal Riaño. También se contó con la presencia de familiares cercanos del mandatario.

El jefe de Estado aseguró que el Papa celebró los esfuerzos que ha venido liderando Colombia para movilizar recursos con la comunidad internacional con el fin de dar respuestas multilaterales a la crisis migratoria venezolana.

Otro de los temas que se trataron en la reunión con el Papa Francisco fue la lucha contra corrupción y el medio ambiente. En este último tema hablaron de  la protección al Amazonas, de cómo enfrentar la deforestación, la protección del agua y la biodiversidad, y de promover los valores de protección ambiental en la juventud.

Luego del encuentro con el Papa y el secretario de Estado del Vaticano, cardenal Pietro Parolin, Duque realizó una rueda de prensa en la que calificó las reuniones como muy favorables y buenas para Colombia.

 

Foto: oracionesparalospoderosossantos.blogspot.com

San Luis Beltrán, presbítero, nació el 1 de enero de 1526 en Valencia, España.  Su fiesta se celebra cada 9 de octubre, fue misionero al norte de Colombia en la época colonial y logró la conversión de miles de indios.

Desde muy niño practicó la oración y la mortificación, y al sentir un fuerte llamado del Señor a la vida religiosa, en 1544 ingresó a la Orden de Predicadores cuanto tenía 18 años de edad, destacándose por su piedad, oración y austeridad.

Recién llegado al convento dominicano de Cartagena, comenzó sus ministerios pastorales ordinarios, semejantes a los que ya en Valencia había ejercido. Pero él quiso ir a la selva. Después de insistentes peticiones, obtuvo del prior fray Pedro Mártir permiso para hacer de vez en cuando algunas salidas, que terminarían siendo muy reconocidas por el gran trabajo realizado en esas tierras.

Murió el 19 de octubre de 1581. Fue beatificado por Pablo V el 19 de julio de 1608 y el 12 de abril de 1671 es canonizado por Clemente X. El Papa Alejandro VIII lo declaró patrono principal de Colombia.

La celebración de San Luis Beltrán es sagrada en Colombia, por el trabajo evangelizador que el santo hizo en el país, especialmente con los indígenas. El desprendimiento, la humildad y la santidad de Luis Beltrán, motiva a desprenderse del egoísmo y a ser más generosos en el servicio a Dios y a la Iglesia, mediante una labor de entrega en favor de los pobres y necesitados del Evangelio.

A través de un mensaje titulado ‘Reflexiones en torno a la Copa de la Fe’, el Cardenal Primado de Colombia, Monseñor Rubén Salazar Gómez, Arzobispo de Bogotá, animó a los participantes de este torneo exclusivo para sacerdotes, que se vive en Cúcuta, capital de Norte de Santander, a aprovechar esta jornada de fraternidad sacerdotal y solidaridad con los migrantes venezolanos.

A partir de las preguntas: ¿Habrá alguna similitud entre un campeonato de fútbol y la fe?, ¿entre un campeonato de fútbol y el ministerio sacerdotal?, el Jerarca de la Iglesia Católica recordó que este campeonato, como todos,  tiene la finalidad de llegar a la meta coronándose como campeones. “También la fe nos impone una meta que es una persona: alcanzar a Jesucristo, recibir de Él la salvación, la vida eterna”.

Además, exige disciplina, que “se concreta y nace en la oración, encuentro personal con la palabra del Señor” e implica trabajo en equipo, expresión de “la radical dimensión comunitaria de la vivencia de la fe y del ejercicio del ministerio sacerdotal”.

De esta manera destacó el sentido e importancia de promover espacios como los ofrecidos por la Copa de la Fe, que en el 2018 llega a su Quinta Versión, con la participación de sacerdotes de Colombia, Venezuela, México y Ecuador.

Obispos de las Diócesis de la frontera colombo-ecuatoriana reiteran llamado a gobernantes locales, regionales y nacionales para que “den una mirada más responsable a las situaciones de frontera, de tal forma que sus acciones impacten apropiadamente esta realidad desde el diálogo con los migrantes, internos de las cárceles, etnias y mundo rural.

El pronunciamiento se dio en el marco del encuentro pastoral realizado en Ipiales, en el que también se anunció el fortalecimiento de la pastoral fronteriza.

Vea el comunicado aquí

Foto: bakolokongo.com

El Papa Francisco nombró este jueves 27 de septiembre un nuevo nuncio o embajador apostólico de la Santa Sede en Colombia que sustituiría a Monseñor Ettore Balestrero. Se trata del argentino Luis Mariano Montemayor, arzobispo titular de Illici, que hasta ahora ocupaba la nunciatura de la República Democrática del Congo.

Monseñor Luis Mariano Montemayor nació en Buenos Aires, Argentina, el 16 de marzo de 1956, fue ordenado sacerdote en noviembre de 1985, incardinándose en la Arquidiócesis de Buenos Aires; entró a formar parte del servicio diplomático de la Santa Sede en 1991 y ha  trabajado en lugares como Etiopía, Brasil y Tailandia.

En junio de 2008 fue nombrado Arzobispo titular de Illici, para ese mismo año también fue nombrado Nuncio Apostólico en cuatro países africanos (Senegal, Cabo Verde y Guinea-Bissau) y delegado en Mauritania y el 6 de agosto del año recurrente,  recibió la consagración episcopal.

La Santa Sede informará en los próximos días la fecha de posesión del cargo diplomático en Colombia de Monseñor Montemayor, quien habla varios idiomas como el italiano, francés, inglés y portugués.