Foto: cec.org.co

El Papa Francisco designó al actual Obispo de la Diócesis de Arauca, Monseñor Jaime Muñoz Pedroza, como nuevo Obispo de la Diócesis de Girardot.  Así lo dio a conocer la oficina de prensa de la Santa Sede.

De esta manera se anuncia también la renuncia del hasta el momento Obispo de Girardot, Monseñor Héctor Julio López Hurtado.

Monseñor, Jaime Muñoz, nació en Ciénaga, un pequeño municipio de Boyacá el 30 de septiembre de 1958.  Ingresó en el Seminario Mayor de Tunja en el año 1978, donde curso los estudios filosóficos y teológicos. Fue ordenado sacerdote el 24 de noviembre de 1984, quedando incardinado en la Arquidiócesis de Tunja.

Posteriormente se especializó en Teología Moral en la Pontificia Universidad Gregoriana (1986 -1988) y en Educación Sexual en la Institución Universitaria Juan de Castellanos.  Obtuvo el Doctorado en Teología en la Universidad Javeriana de Bogotá en el año 2002.

El 22 de octubre de 2010, Su Santidad Benedicto XVI lo nombró Obispo de la Diócesis de Arauca.

En cuanto a su reemplazo en la Diócesis de Arauca, aún está pendiente la decisión por parte del Papa Francisco.

Finalizada la CVI Asamblea Plenaria del Episcopado Colombiano, los Obispos plasmaron las conclusiones de este encuentro en un comunicado publicado esta mañana por la Conferencia Episcopal de Colombia, donde reafirman su compromiso de trabajar por la reconstrucción de la paz del país.

Lea aquí el comunicado completo.

Las Diócesis de Apartadó, Istmina-Tadó y Quibdó, el Foro Interétnico Solidaridad Chocó, la Mesa Permanente de Diálogo y Concertación de los Pueblos Indígenas del Chocó, emitieron un comunicado, alarmados por la grave crisis humanitaria que está atravesando el departamento de Chocó, uno de los departamentos que también está sufriendo la violencia en contra de sus líderes sociales, así como en el resto del país.

En el documento le exigen al pueblo colombiano la seguridad integral a lideresas y líderes, comunidades y organizaciones en el territorio chocoano; que cumpla las salvaguardas y compromisos establecidos en el Capítulo Étnico del Acuerdo de paz.  Además de esto, que los Organismos de Control asuman la protección de los Derechos Humanos del pueblo y que en las negociaciones de paz con el ELN, se establezca un cese al fuego bilateral urgente y real. 

Lea aquí el comunicado completo.

Foto: facebook/episcopadocol

En el desarrollo de la CVI Asamblea Plenaria del Episcopado Colombiano, los Obispos del país lamentaron y repudiaron la masacre en el municipio de Argelia, Cauca de 7 líderes sociales, asimismo el asesinato de dos líderes más en Chocó y otro en el departamento de Atlántico.

En un comunicado firmado por Monseñor Oscar Urbina Ortega, Arzobispo de Villavicencio y presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC), los Obispos manifiestan su consternación ante estas acciones violentas.

En el documento publicado hoy por la CEC, los Obispos afirman que hechos como estos no contribuyen a la construcción de la reconciliación y paz que buscan los colombianos.

Foto: cec.org.co

Monseñor Ettore Balestrero, Nuncio Apostólico en Colombia, acompañó a los Obispos colombianos en la segunda sesión de la CVI Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal de Colombia; iniciando con la Eucaristía, donde en su homilía, los animó a acompañar y orientar a los movimientos eclesiales y las nuevas comunidades, así mismo, a corregir cuando fuese el caso.

"Es más fácil fosilizarse en actitudes de rechazo a cualquier novedad pastoral que asumir con sensatez y prudencia el reto que la misma providencia divina señala al suscitar nuevos movimientos y comunidades eclesiales", dijo el Nuncio.

El Embajador de la Santa Sede en Colombia, expuso cuatro puntos para tomar en cuenta a través de los cuales el apóstol Santo Tomás, interpela el discernimiento sobre nuevos movimientos y comunidades eclesiales: La capacidad de preguntar, de escuchar, de acrecentar la caridad pastoral y de vivir en la fe la experiencia que movimientos y nuevas comunidades plantean a la Iglesia.