Foto: cortesía

En la mañana de hoy jueves, ingresó a la Escuela de Policía General Santander un carro bomba que detonó en sus instalaciones, dejando un saldo de 10 personas muertas hasta el momento y por lo menos 50 heridas.

El autor de los hechos fue identificado como José Aldemar Rojas Rodríguez, quien ingresó a la Escuela General Santander en el sur de Bogotá a las 9:30 de la mañana de este jueves, conduciendo una camioneta gris Nissan Patrol, modelo 1993, la cual estaba cargada con los explosivos.

Los heridos han sido trasladados a los hospitales Tunal, Kennedy, Policlínico del Olaya y Hospital Central de la Policía.

El presidente Iván Duque, se encontraba en el departamento de Chocó para adelantar un consejo de seguridad, que canceló y arribó a la capital del país inmediatamente; el primer mandatario junto al fiscal general, Néstor Humberto Martínez, dieron declaraciones a la prensa.

Duque aseveró que su gobierno no va a ceder frente al terror, por su parte, Martínez, dio a conocer los adelantos de las investigaciones: "Nuestras capacidades todas están desplegadas y en el curso de las investigaciones estamos orientados a establecer quienes son los autores intelectuales del acto terrorista”.

El partido político Farc (Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común) repudió los hechos e instó al gobierno  a no abandonar los diálogos, "A pesar del comprensible dolor que causa este tipo de violencia, el gobierno nacional y el país, no puede dejarse llevar por la histeria guerrerista y las soluciones militaristas. La paz por la vía del diálogo es el camino; la experiencia de las últimas décadas así lo demuestra, otro tipo de soluciones no hacen más que aumentar el número de víctimas".  Así lo manifestaron mediante un comunicado.

Por su parte, los líderes estudiantiles se reunieron en las universidades y concluyeron aplazar la marcha programada para este jueves.

Columnas de hoy