Foto: publimetro.co

En una inédita sesión en la Comisión Primera de la Cámara de Representantes, quedó hecho trizas el proyecto de reforma constitucional que buscaba reducir el salario de los altos funcionarios del Estado, incluyendo el de los parlamentarios.

Lo insólito fue que de los 38 integrantes de la célula legislativa, 37 se declararon impedidos, lo que provocó el hundimiento de la iniciativa por sustracción de materia.

Tal y como se había anticipado hace una semana, este martes se hundió en el Congreso de la República, la reforma constitucional que bajaba el salario a los congresistas, el cual hacía parte de la agenda de proyectos de la consulta anticorrupción de agosto pasado.

Los congresistas argumentaron que no estaban dispuestos a perder sus curules por legislar en causa propia, ya que, según varios conceptos jurídicos, votar la iniciativa los haría incurrir en un conflicto de intereses. Muchos, además, sostuvieron tener procesos en las altas cortes y al legislar para bajarle el sueldo a los magistrados estaban afectando a su juez natural. Y en más de una ocasión advirtieron que la defensa jurídica, en un proceso por pérdida de investidura, resulta excesivamente cara.

Tras el hundimiento, la ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, dijo que en marzo próximo el Gobierno volverá a presentar el proyecto, corrigiendo la redacción del articulado para impedir nuevos impedimentos de los congresistas.