Foto: elcolombiano.com

El único objetivo de estos diálogos es que antes del 7 de agosto, fecha en la que terminará el mandato del gobierno Santos en el país, se llegue a un acuerdo con el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Lo principal es lograr un cese al fuego bilateral y un acuerdo que garantice que la paz sea irreversible.

Al equipo negociador también se suman el alto comisionado de Paz, Rodrigo Rivera, y el consejero presidencial, José Noé Ríos.  Pues el primer cese al fuego bilateral concluyó el 12 de enero después de 100 días de suspensión de acciones bélicas donde solo se registraron ocho violaciones de parte de esta guerrilla.

El cese unilateral por parte del ELN tendrá lugar desde el viernes 15 hasta el martes 19 de junio del presente año y, según el Comando Central de esa guerrilla, tiene como fin “facilitar la participación de los colombianos en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales”.

Esta es la segunda suspensión de operaciones militares unilateral en menos de un mes decretada por el ELN en el marco de unos comicios.