Foto: vanguardialiberal.com

No solo los animales domésticos se ven en peligro, también osos perezosos, arañas, culebras, iguanas, entre otros, son los animales que deben ser rescatados y puestos en seguridad por parte del Grupo Ambientalista de la Policía.

Según EPM, el área total de ocupación del Plan de Manejo Ambiental comprende 3 mil metros cuadrados, en los que se ubican jaulas y casetas para la atención y manejo de fauna. 

Es una misión difícil, pues los animales huyen hacia lo alto de la montaña, misma montaña que era su hogar hasta hace unos días, a pesar de haber alcanzado la cota 410 metros sobre el nivel del mar, las alertas siguen vigentes, porque el pasado fin semana se presentaron desprendimientos de tierra en la parte superior de la plazoleta de compuertas.

Los biólogos buscan animales para rescatarlos, llevarlos a zonas seguras o al Centro de Atención y Valoración de Fauna (CAV), ubicado en el sector El Bombillo, donde son evaluados. Un grupo de 4 biólogos van hasta Oro Bajo, y desembarcán para adentrarse en la vegetación espesa.

En total, hasta el jueves pasado, habían sido rescatados 14.281 individuos, llevados, en su mayoría, al CAV. De estos, 14.255 han sido reubicados en otras zonas.