Foto: Centro de Comunicaciones de la Diócesis de Cúcuta   

Las marchas programadas por la Federación Colombiana de Educadores (Fecode), comenzaron a las 9 de la mañana y se concentraron en las plazas principales de cada ciudad.

En Norte de Santander estarían cesando actividad cerca de nueve mil educadores, además se revisan las condiciones de seguridad de los docentes del Catatumbo y su participación. 

A la marcha se hicieron presentes municipios como Lourdes, Herrán, el Magisterio del Zulia y Bochalema, exigiendo garantías antes los acuerdos con el Ministerio de Educación. 

Hugo Cárdenas, Presidente de Asinort, aseguró: "nosotros en la Junta Nacional veíamos que la situación financiera es muy grave y también de la salud del Magisterio que no se arregla por ningún motivo".

La jornada de paro está prevista con una marcha que partió desde la glorieta de la Terminal de Transporte y que tendrá concentraciones en los parques Santander y Colón, así como en la Gobernación de Norte de Santander.

Alrededor de 336 mil maestros de los 36 sindicatos afiliados a Fecode participarán en esta nueva jornada, en la que las principales exigencias son mejorar la prestación del servicio de salud y solucionar el hacinamiento en las aulas por la implementación de la jornada única.

Por otra parte, la ministra de educación, Yaneth Giha, afirmó que el paro anunciado por Fecode es injustificado porque las mesas de diálogo siguen abiertas y se han cumplido los compromisos.  Según el Gobierno, de los 24 puntos acordados en el paro anterior, 8 ya se cumplieron, otros 8 están por materializarse y los últimos están siendo estudiados.