Foto: google.com

Se trata de un proyecto piloto que busca que sean los mismos pobladores de estas zonas que dependan del sustento que les brinda los ríos, el objetivo es que se conviertan en “Pescadores de mercurio”, para que a través de sus recorridos en canoas, vayan descontaminando el río Atrato y otros afluentes.

Para lograr el objetivo, se desarrollaron unas fundas que contienen un polímero orgánico capaz de capturar el mercurio mientras los pescadores realizan su jornada de pesca, este elemento es 100% amigable con el medio ambiente el cual fue desarrollado por el doctor Justin Chalker y un grupo de científicos en Australia.

Las fundas fueron entregadas por el viceministro de Políticas y Normalización Ambiental, Willer Guevara Hurtado, y se instalaron en las canoas de los pescadores de la población de Puné (Chocó). Se estima que cada canoa puede descontaminar hasta 300.000 metros cúbicos de agua, lo suficiente para llenar 120 piscinas olímpicas por mes. 

Esta iniciativa tiene como objetivo expandirse por todo el país y descontaminar los ríos más afectados por la minería ilegal, una situación que está afectando a varias regiones y causando graves daños ambientales.