Foto: virtualianet.com. 

El Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC), y el Ministerio de Trabajo, en alianza con el sector privado, promueven esta ‘cultura’ que permite a los empleados laborar desde sus casas redundando en mutuos beneficios.

La estrategia inició en febrero del año pasado, con la firma de un pacto entre la Gobernación, la Alcaldía de Cúcuta, la Contraloría departamental, el Servicio Nacional de Aprendizaje (Sena), la Corporación Autónoma Regional de la Frontera (Corponor), la Cámara de Comercio de Cúcuta, Comfanorte (Caja de Compensación Familiar de Norte de Santander), la Universidad Francisco de Paula Santander y la Universidad de Pamplona.

Para entonces, Marina Lozano, secretaria departamental de las TIC, dijo que la propuesta fue pensada para las madres cabeza de familia, con el fin de que las entidades les permitieran hacer las actividades correspondientes, sin descuidar sus hogares. Sin embargo, en vista del interés de muchas personas y entidades, el proyecto se amplió.

Beneficios 

  • Para las empresas e instituciones: mayor productividad, reducción de costos operativos y de bienes raíces, optimización del tiempo laboral, menor deserción y mejor cumplimiento de metas.
  • Para las personas: mejor calidad de vida con flexibilidad horaria y planificación del propio trabajo, optimización en tiempos de desplazamiento, ahorro y un mejor balance entre vida y trabajo.
  • Para la sociedad: impacto en la generación de empleo y autoempleo, inclusión laboral de personas con discapacidad y madres cabeza de familia, movilidad más eficiente en las ciudades, reducción de consumo de combustible y emisión de gases contaminantes. 

En Colombia, la modalidad aún parece ir preparándose para despegar.  De acuerdo con datos del Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, en el país se pasó de tener cerca de 31 mil colombianos teletrabajando, a unos 96 mil en 2017.

Según un estudio de la consultora laboral Hays, hecho a 415 directivos de empresas con operación en el país, 14% de las firmas consultadas decidieron poner en marcha el teletrabajo en sus compañías durante el año pasado.  Aún falta camino por recorrer, y una de las razones se destaca en que cerca de la mitad de las empresas encuestadas (46%) aún no tiene esta modalidad. 

Según lo prevé el Gobierno, la idea es que, con una mayor cobertura en internet, el número de teletrabajadores llegue a 120 mil en 2018.