Fotos: Centro de Comunicaciones Diócesis de Cúcuta

El pasado jueves 6 de junio, en las instalaciones del Seminario Mayor San José de Cúcuta, se celebró la Sagrada Eucaristía, presidida por Monseñor Víctor Manuel Ochoa Cadavid, quien confirió a seminaristas un paso significativo para configurarse con Cristo sacerdote.

Se trata del Rito de Admisión a las Órdenes Sagradas y el Ministerio del Acolitado, los cuales destacó Monseñor Víctor, Obispo de la Diócesis de Cúcuta, como “uno de los momentos fuertes de esta casa de formación, es como una escala (…) en esta casa, la Escuela de Jesús tiene que permitirnos encontrar al Señor, escucharle, estar a sus pies, encontrar en su evangelio el modelo de vida y las acciones, signos visibles, que nos acerquen a su historia, que guíen nuestra historia personal como la de los discípulos, la de los aprendices de Jesús”.

Monseñor señaló que la tarea del Seminario Mayor diocesano es la de “vivir en comunión con Cristo, vivir el misterio de la unidad e intimidad con Jesús”.  Y en el camino de los que siguen a Jesús, les otorgó el Rito de Admisión a las Órdenes Sagradas a los seminaristas: Jhoel Díaz; Daniel Carreño; William Castilla; Francisco Salazar y Manuel Jiménez.  Monseñor Víctor les aseguró que “la Iglesia los acepta para que asuman con fuerza y vitalidad esta respuesta”.

Por su parte, los seminaristas José Rodríguez y Óscar Sánchez recibieron el Ministerio del Acolitado, a quienes llamó el Obispo “ministros, servidores para acompañar y servir a una Iglesia en camino”, y, los motivó a cuidar con gestos precisos el altar.

Ver Galería.

Columnas de hoy