Fotos: Centro de Comunicaciones Diócesis de Cúcuta

La Casa de Paso de la Diócesis de Cúcuta, retomó su servicio social con los hermanos venezolanos, después de un breve receso en Navidad, nuevamente está brindando almuerzos calientes a más de 3.500 migrantes.

El padre David Caña, coordinador de la Casa de Paso, se encuentra agradecido por las donaciones recibidas el pasado 20 de diciembre en la gran ‘Casatón’, convocatoria que logró recaudar 40 millones de pesos.

Este año, gozan de nuevas instalaciones, gracias también a la generosidad de Acnur (Agencia de la ONU para los Refugiados), que donó consultorios para el apoyo social (atención médica, psicología, procesos jurídicos, entre otros), baños y cocina. A propósito, uno de los objetivos del padre David es dejar de usar la leña e implementar sólo cocina a gas con 24 fogones, para poder preparar almuerzo para 4.000 o 5.000 personas a diario, con los alimentos que son donados por el PMA (Programa Mundial de Alimentos).

Por otra parte, para iniciar este nuevo año, en la Casa de Paso se vivió un retiro espiritual con los más de 400 servidores que día a día colaboran con la preparación, entrega de los alimentos y quehaceres de la Casa.  “Fue una experiencia de oración para encomendar a Dios la Casa de Paso y para que los servidores reciban del Señor amor para esparcir con la comunidad”, expresó el padre David Caña.

Con la adoración al Santísimo Sacramento de la Eucaristía, alabanzas y la celebración de la Santa Misa se afianzó el compromiso de la Casa Paso con los migrantes.

Al finalizar el 2018, el portal católico ACI Prensa, hace un recorrido mundial para identificar personajes católicos destacados por su labor y servicio durante el año.

Entre ellos, se encuentra Monseñor Víctor Manuel Ochoa Cadavid, Obispo de la Diócesis de Cúcuta en la frontera con Venezuela, por su generosa atención  de la Iglesia Católica a los migrantes que provienen del vecino país que huyen del régimen del presidente Nicolás Maduro.

En Cúcuta, ciudad fronteriza, la Diócesis de Cúcuta, por iniciativa de Monseñor Víctor Manuel ofrece diariamente a los migrantes en la Casa de Paso ‘Divina Providencia’ alimentos a más de 3000 personas, así como atención pastoral, espiritual y en salud a los que llegan a este lugar de caridad.

El trabajo, servicio, atención y preocupación de la Diócesis de Cúcuta, a través de Monseñor Víctor Manuel, lo ha ubicado como uno de los personajes del 2018. La caridad y el deseo de colocar a Cristo en el corazón de los más necesitados inspira esta obra que beneficia cada día a cientos de niños, mujeres embarazadas y adultos mayores que no se van de la Casa de Paso sin recibir un plato de comida y una atención en caridad.

Entre los personajes católicos de este año también se destacan: Monseñor Charles Scicluna, sacerdote salesiano; Ugo de Censi, sacerdote argentino; Leandro Bonnin; Asia Bibi; Monseñor Héctor Aguer; Grupo Alfarero y Fray Nelson Medina.

Fotos: cortesía

En la Casa de Paso ‘Divina Providencia’ de la Diócesis de Cúcuta se ofreció la fiesta de Navidad este domingo 23 de diciembre, con una ‘llanerada’ que se sirvió a 6.000 migrantes venezolanos.

Con esta celebración se clausura también las actividades en la Casa de Paso por este año; habrá un receso hasta mediados de enero del año entrante.

El padre David Caña, coordinador de la Casa, aseguró que fueron 1.200 kilos de carne los que se necesitaron para hacer este gran asado, donde además hubo música, animación y la colaboración de todos los servidores y movimientos apostólicos.

Por su parte, los niños también se fueron felices porque recibieron regalos de parte de Navidad.  La ESE Hospital Regional Norte de Tibú, donó 600 juguetes para los niños venezolanos.

La Casa de Paso ‘Divina Providencia’ cierra el 2018 con el total de 812.200 almuerzos servidos a los hermanos venezolanos.  Agradeciendo la generosidad de todos los que han contribuido con esta obra de caridad y esperando que en el año 2019 las raciones entregadas diarias sean 5.000.

Fotos: Centro de Comunicaciones Diócesis de Cúcuta

El Nuncio Apostólico de su Santidad, el Papa Francisco, Monseñor Luis Mariano Montemayor, Arzobispo titular de Illici, arribó a la ciudad de Cúcuta desde este viernes 21 de diciembre, para conocer la situación de los migrantes venezolanos y evidenciar el apoyo de la Iglesia.

El día sábado 22 la cita fue en la Casa de Paso ‘Divina Providencia’ en el corregimiento La Parada, Villa del Rosario, donde se encontró con los Obispos de Cúcuta y San Cristóbal (Venezuela), Monseñor Víctor Manuel Ochoa Cadavid y Monseñor Mario del Valle Moronta, respectivamente; quienes lo ilustraron sobre la situación migratoria y lo acompañaron en su recorrido por la Casa.

Monseñor Luis Mariano entregó mercados a los servidores venezolanos de la Casa de Paso y les dio su bendición, asimismo ayudó en el servicio de los alimentos a la hora del almuerzo y conoció algunos casos de personas con enfermedades graves, que necesitan seguir contando con las atenciones médicas que hasta el momento han recibido.

De esta manera, el Nuncio aseguró que desde la Santa Sede seguirán trabajando para que no falten los recursos y reconoció el esfuerzo de muchas asociaciones católicas y agencias internacionales que han expresado su solidaridad y generosidad con esta obra de caridad.

El Obispo de San Cristóbal exaltó la actitud de la Iglesia en Cúcuta al ayudar al hermano venezolano: “es una bendición de Dios el poder tener un Obispo, unos sacerdotes y unos laicos que sin ningún interés están ayudando a tantos hombres y mujeres venezolanos”.

Por su parte, Monseñor Luis Mariano pidió a esta Iglesia particular que no se canse de perseverar, expresó que “el Santo Padre agradece de corazón el gran esfuerzo que están haciendo, agradece a Colombia por su política de puertas abiertas… somos todos pueblos hermanos y a mí como argentino me duele en el alma ver un pueblo latinoamericano tan abatido como el venezolano”.

Los prelados también se dirigieron al puente Internacional Simón Bolívar, junto con Víctor Bautista Olarte, director de Fronteras de Colombia, enviado por el Ministerio de Relaciones Exteriores, quien también le amplió el panorama al Nuncio sobre la situación económica y social que está atravesando en este momento el país y afectando directamente a la frontera en Norte de Santander.

Allí mismo en Villa del Rosario, también se acercaron al Centro de Evangelización padre Luis Variara, donde Monseñor Luis Mariano entregó más mercados, que, sumados con los donados en la Casa de Paso, fueron tres toneladas de alimentos que dispuso la Nunciatura Apostólica para la Diócesis de Cúcuta.

La agenda del Nuncio continuará hasta mañana domingo; estará presente en la Sagrada Eucaristía a las 9:00 a.m. en la Catedral San José; visitará el Centro de Migraciones de la Diócesis de Cúcuta y el Hogar Casa de Nazareth de las Hermanas Misioneras de la Caridad, Santa Teresa de Calcuta, entre otros.  Finalmente, partirá al caer la tarde con destino a la ciudad de Bogotá.

Foto: Centro de Comunicaciones Diócesis de Cúcuta

Este miércoles 20 de diciembre, se llevó a cabo una jornada de solidaridad en la Casa de Paso ‘Divina Providencia’, lugar donde la Diócesis de Cúcuta brinda alimento a miles de venezolanos a diario; para continuar con esta labor, se organizó la Gran ‘Casatón’, con el objetivo de recaudar ayudas para el sostenimiento de la Casa de Paso.

Se busca continuar brindando almuerzo y ampliar estas raciones ofrecidas; el padre José David Caña, coordinador de la Casa de Paso, manifestó que la meta es entregar en el 2019, 5.000 almuerzos diarios (actualmente se sirven aproximadamente 3.600).  Para esto se necesitan los aportes económicos, porque es necesario comprar unos predios aledaños para extender tanto la atención alimentaria, como médica.

Durante la mañana del miércoles se recibieron numerosos aportes de fieles, personas de buena voluntad y empresarios que se sumaron a esta obra de caridad.  Igualmente, aún se reciben ayudas en las respectivas modalidades (ver imagen). 

Las donaciones empresariales o de personas naturales, son certificadas por la Diócesis de Cúcuta, para que se puedan obtener descuentos en las declaraciones de renta. ¿Cómo se hace? Donar a nombre de la Empresa con el Nit y las personas naturales identificadas con su número de cédula. Esta consignación se envía al correo: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. para recibir el certificado.

El próximo domingo, 23 de diciembre, se ofrecerá la fiesta de navidad y despedida de fin de año para todas las personas que a diario llegan a la Casa de Paso.  El padre David informó que se ofrecerá una “llanerada”, para que almuercen 5.000 personas.  De esta manera, se finaliza el 2018, para retomar actividades nuevamente en la Casa, el 10 de enero de 2019.