Foto: laopinion.com

Los padres de familia de Cúcuta se han venido quejando de algunas irregularidades presentadas en las instituciones educativas públicas de la región, debido al cobro indebido por parte de los rectores en casos de matrículas, donde en muchos casos se les niega el cupo a los nuevos estudiantes por no dar un aporte “voluntario”.

Según Doris Angarita, secretaria de Educación de Cúcuta, “ningún rector pude negar el cupo a un estudiante porque su padre, madre o representante no da el aporte voluntario que algunas instituciones acuerdan para cubrir las necesidades”.

Ricardo Flórez, presidente de la Asociación de Padres y Representantes del Colegio Sagrado Corazón de Jesús, manifestó “como el Estado no nos puede dar todo para cubrir el mantenimiento de las instalaciones, de la falta de profesores, aseadoras, vigilantes, entonces los rectores se apoyan en los papás solicitando esa contribución. Esas donaciones no son impositivas, pero los padres nos comprometemos en pro de la calidad de la educación”, indicó.

La secretaria de Educación reconoció que este tipo de reclamos son recurrentes cada año y que para poder proceder se necesita que se instauren las respectivas quejas. Además recalcó que este año las directivas de los centros educativos recibieron 20% menos en recursos, por lo que se ven en la necesidad de buscar respaldo en la comunidad para sufragar algunos gastos.