Foto: cortesía

El jueves 11 de octubre, el gremio de taxistas cucuteños, se reunieron en el sector del malecón para manifestarse ante la difícil situación en que se encuentran los integrantes de la gran mancha amarilla debido a la falta de medidas de aseguramiento de tránsito y transporte del área metropolitana para acabar con la piratería en algunos vehículos.

Los transportadores se quejan por los llamados “piratas” y esta vez, con mayor énfasis, por los vehículos venezolanos que prestan este servicio sin tener la documentación al día y sin pagar “un peso” en los requisitos que se necesitan para el transporte público.

La manifestación fue liderada por la Asociación de Empresas de Taxi de Cúcuta (Asoempresas), en donde se vincularon empresas como Cotranal, Cootranscucuta, Cootranstasajero, Corta Distancia, Palace, Iris Radio, Taxi Cone, Taxi Internacional, Taxi Guaimaral y Transportes San Juan. La unión de los directivos, exige a los entes encargados, una respuesta para dar solución a la problemática, ya que los móviles informales están siendo afectados en sus jornadas laborales para el sostenimiento de un “diario”, que deben entregar terminado el día.

Algunos representantes de los gremios justifican la “piratería” por parte de los taxistas, a causa de la difícil situación económica que vive la capital nortesantandereana, día a día las personas que viven del trabajo informal deben esforzarse mucho para ganar dinero y darles sostenimiento a sus  familias.

Cúcuta cuenta con un 70,8% de índice a nivel nacional de informalidad laboral, cifras que alarman a las organizaciones y obliga al transportador a saciar sus recursos con la llamada “piratería”.