Foto: encontactomagazine.com

Según el Instituto Departamental de Salud (IDS), la notificación de casos nuevos de VIH en el 2018 sigue incrementándose.  Esto se conoce gracias a la prueba rápida para diagnosticar casos silenciosos de años anteriores.

La crisis fronteriza desató una ola de enfermedades de transmisión sexual en todo el territorio, donde la mayoría eran contagiados por trabajadoras sexuales y traspaso de agujas entre consumidores de sustancias psicoactivas.

Para Juan Carlos Archila, director de una de las  fundaciones de ayuda para los contagiados, en la localidad de Villa del Rosario, es fundamental la llegada de medicamentos del exterior, que muchas veces, son donaciones de ONGs, son retrasadas por los entes gubernamentales de revisión, por cuestiones de controles y logística.

La fundación quiere sacar a luz un proyecto, se trata de un sitio denominado la Casa de las Oportunidades, en la que los pacientes tendrán un mes para adaptarse a los efectos de los medicamentos cuando inician su tratamiento.  Archila afirma: “vamos a necesitar camarotes, comida de fácil preparación, entre otros elementos, que servirán a la población fronteriza”.