Foto: laopinion.com

En la vereda Socuavó del municipio de Tibú se presentó un derramamiento de crudo a causa de la instalación de una válvula ilegal de petróleo.  En un área de más de 800 metros cuadrados se regó el hidrocarburo, cubriendo una gran parte vegetal y afectando un cuerpo de agua.

Ecopetrol afirmó que funcionarios y técnicos de la compañía desarrollan labores de contención de producto, limpieza de la zona afectada y reparación del sistema. 

“La manipulación indebida de las líneas de transporte de petróleo genera un alto riesgo para la vida de las personas, las comunidades y produce contaminación al medio ambiente. Ecopetrol rechaza estas acciones ilícitas que ponen en riesgo la integridad de las personas, generan graves consecuencias al medio ambiente, y afectan el normal desarrollo de las actividades petroleras”, manifestó la empresa petrolera.