Foto: laopinion.com

La temporada de lluvias ha provocado taponamiento de vías, desbordamientos de quebradas, deslizamientos de tierra y otras eventualidades, afectando considerablemente los municipios de Toledo, Labateca, Chitagá y Cácota, entre otros.

El principal problema es la movilidad, las vías se han visto bastante perjudicadas por fuertes deslizamientos.  Se han presentado taponamiento de vías, desborde de quebradas y otras eventualidades. 

La Gobernación de Norte de Santander y la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD) anunciaron que se entregarán ayudas humanitarias de emergencia, representadas en 2.000 kit de aseo y 2.000 colchonetas, para soportar la atención a quienes han resultado afectados por las fuertes lluvias y vientos registrados en las últimas semanas en la región.

El director general de la UNGRD, Carlos Iván Márquez Pérez, y la coordinadora del CDGRD (Consejo Departamental para la Gestión del Riesgo de Desastres), Adriana Milena Arias Carillo, aseguraron que se desarrollarán jornadas de trabajo con maquinaria amarilla, dispuesta por la Gobernación para la recuperación de vías afectadas por lodo y derrumbes.