Foto: semana.com

Norte de Santander reportó 301 casos de trabajo infantil entre los departamentos de la región Andina, durante los tres meses de la campaña ‘Presente contra el trabajo infantil’. En cuanto a niños venezolanos trabajadores, en el departamento se detectaron 135, de los  345 menores de edad identificados en el país.

El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar abrió 21 procesos administrativos con el fin de restablecer los derechos de los niños y los adolescentes atendidos por la situación de trabajo, con 11 recorridos semanales en diferentes puntos de la ciudad se llevan a cabo tareas de sensibilización a las familias que se encuentran en los semáforos y zonas céntricas.

Por ser Cúcuta zona de frontera, los trabajos en contra de la explotación de niños requiere de mayor sensibilización y acompañamiento para evitar que los hijos trabajen.  

“Un niño que trabaja, pierde más de lo que gana”, es el mensaje que hace parte de la campaña liderada por la Secretaría de Desarrollo Social del departamento y el Comité Interinstitucional de Prevención y Erradicación del Trabajo Infantil y Protección al Joven Trabajador de Norte de Santander.

Lo que se busca con esto es concientizar y evitar que papás, comerciantes, empresarios y habitantes contribuyan de alguna manera a este problema, de manera que se pueda consolidar un mejor futuro para los niños y los adolescentes.