El gobernador de Norte de Santander, William Villamizar Laguado, presentó en la Plazoleta de Los Naranjos de la Cúpula Chata, las bibliotecas públicas estacionarias, donde estuvo acompañado por el secretario de Cultura departamental, César Ricardo Rojas, alcaldes de diferentes municipios y representantes de las cajas de compensación Comfanorte y Comfaoriente. 

Estas bibliotecas son una nueva estrategia para la promoción de la lectura del departamento, las cuales estarán instaladas en espacios no convencionales como parques, calles peatonales o centros poblados de los 40 municipios. 

Los 10 municipios beneficiados en esta primera fase son Cúcuta, Los Patios, Salazar de Las Palmas, Arboledas, Silos, Villa Caro, Chinácota, Bochalema, Cucutilla y Lourdes, como parte de la primera fase del proyecto.

La iniciativa tiene un costo superior a $4.500 millones, contemplando la instalación, puesta en funcionamiento y posterior mantenimiento de 40 estructuras de este tipo, siendo asignada una a cada municipio, con una dotación total de:

8.000 libros

80 tabletas electrónicas

40 televisores

40 sonidos portátiles

40 tapetes

80 sillas infantiles

40 paneles solares que permiten conexión y autosostenibilidad eléctrica

Material fungible y didáctico.

40 sonidos portátiles con micrófono 

“Esta estrategia permite avanzar en programas de lectura, que buscan despertar el interés de niños, jóvenes y adultos hacia estos hábitos, lo que ha tenido una inversión inicial de $450 millones, beneficiando a 10 municipios. A ese proyecto se le hará un adicional para llegar a 13 municipios más”, afirmó el mandatario seccional. 

El Secretario de Cultura resaltó el interés del Gobierno departamental de pasar de 1.5 a 3 libros leídos por año como lo manda el Ministerio de Cultura, por lo que se hizo una alianza con las cajas de compensación para garantizar la contratación del promotor de lectura.